Viernes, 15 de Abril de 2011

Gran Bretaña prohíbe exportar a EEUU fármacos para ejecuciones

Reuters ·15/04/2011 - 15:12h

Gran Bretaña dijo el viernes que prohibiría la exportación a Estados Unidos de tres fármacos usados para llevar a cabo inyecciones letales y pidió a otros países de la Unión Europea que hicieran lo mismo.

El Gobierno británico dijo que introduciría controles adicionales a la exportación de bromuro de pancuronio, cloruro de potasio y pentobarbital sódico.

El año pasado, el grupo de derechos humanos londinense Reprieve demandó al Gobierno británico para que dejara de exportar otro fármaco, el tiopental sódico, un sedante requerido legalmente para inyecciones letales estadounidenses, que escaseaba en Estados Unidos.

Eso llevó a Gran Bretaña, que se opone a la pena de muerte, a imponer una prohibición de emergencia a la exportación del medicamento.

"Nos oponemos a la pena de muerte en todas las circunstancias y está claro que fármacos británicos no deberían utilizarse para llevar a cabo inyecciones letales", dijo el ministro de Empresas, Vince Cable, en un comunicado.

"Esa es la razón por la que introdujimos un control sobre el tiopental sódico el año pasado, el primero de este tipo en el mundo. Y esa es la razón por la que ahora estamos controlando la exportación de los otros fármacos usados en inyecciones letales en Estados Unidos", agregó.

En diciembre, el Centro de Información de la Pena de Muerte dijo que Estados Unidos había ejecutado a menos personas en el 2010 que en años anteriores, en parte por la escasez del tiopental sódico.

El Departamento de Empresas dijo que había consultado con los suministradores británicos de los medicamentos y otras partes interesadas y concluido que el comercio médico legítimo no se vería afectado.

Agregó que las medidas para prohibir las exportaciones de los fármacos se enviarían al Parlamento en los próximos días y entrarían en vigor al día siguiente.

Cable dijo que instaba a otros países europeos a seguir los pasos de Gran Bretaña para que el control fuera efectivo.

"Dado que los estados de Estados Unidos que llevan a cabo ejecuciones se están dirigiendo ahora a una compañía danesa, Lundbeck, para matar gente, debemos esperar que Reino Unido pueda convencer a nuestros socios europeos de que adopten una línea similar", dijo el director de Reprieve, Clive Stafford Smith, en un comunicado.

En febrero, la empresa farmacéutica Novartis dijo que había adoptado medidas para evitar que una versión genérica del tiopental sódico llegara a Estados Unidos.