Viernes, 15 de Abril de 2011

Medianoche parisina sobre La Croisette

Woody Allen abrirá con su esperada comedia francesa

A. V. ·15/04/2011 - 08:40h

Woody Allen, durante el rodaje de Midnight in Paris'. Miguel Medina

Su nombre era el único conocido de antemano. Woody Allen abrirá el Festival de Cannes con Midnight in Paris, su primera película rodada íntegramente en la capital francesa, tras haber situado en ella una tercera parte de Todos dicen I Love You. Un viejo sueño que ha conseguido hacer realidad tras una primera tentativa en 2006, cuando los elevados costes de la producción terminaron dinamitando el proyecto y conduciendo al director hacia Barcelona.

Las repetidas críticas sobre su visión ensoñadora de la capital catalana no afectan a su nueva aventura europea. "Nunca he querido ser preciso o fiel a la vida de la ciudad donde ruedo, sino imaginativo. Y les advierto de que con París sucederá exactamente lo mismo", afirmaba el director el verano pasado durante el rodaje de la película en una entrevista a este periódico.

Las primeras imágenes difundidas dan fe de ello. Una pareja de estadounidenses se pasea por los rincones más turísticos de la ciudad, a lo largo del Sena y en los beaux quartiers del centro. Su protagonista, un Owen Wilson con la misma dicción accidentada del director, escapa a todo compromiso con su prometida, Rachel McAdams, de rubio platino, para descubrir un París nocturno, bohemio y añejo que irradiará su magia sobre él, abriéndole a experiencias que su destino no parecía contemplar. Todo parece remitir a un asunto habitual de Allen: la ilusión de que toda otra vida podría ser mejor que la que a uno le ha tocado vivir.

Bruni, breve e intensa

El rodaje del filme también despertó expectación a causa la más famosa de sus actrices secundarias, pese a la pequeñez de su papel (y de su salario: la prensa francesa afirma que cobró el mínimo sindical, 150 euros al día). Carla Bruni interpreta a una guía del Museo Rodin, que traba amistad con el protagonista. Allen logró convencerla, pese a sus reticencias, durante un desayuno en el Eliseo.

La película se estrenará en Cannes el 11 de mayo, el mismo día de su desembarco en la cartelera francesa. Sin embargo, no habrá ninguna proyección comercial hasta las 8 de la tarde para evitar que cualquier cine de provincias pueda robar al certamen la exclusividad de su estreno mundial.

Dos días más tarde, llegará a la cartelera española. Después de Cannes, Allen tomará un avión para Roma, donde este verano rodará una nueva comedia de la que, como es habitual, se desconoce el título. Sí han trascendido sus protagonistas, entre los que figura Penélope Cruz, en su primer rodaje tras su baja por maternidad. A su lado estarán el revalorizado Alec Baldwin, así como dos estrellas en potencia: Jesse Eisenberg, alias Mark Zuckerberg en La red social, y Ellen Page, la embarazada protagonista de Juno.