Jueves, 14 de Abril de 2011

Patrón de ovulación influye en tasa de embarazo, género del feto

Reuters ·14/04/2011 - 19:05h

Por Will Boggs

Un estudio de clínicas de reproducción asistida de Japón revela que el patrón de ovulación influye en la tasa de embarazo y el género del feto.

El equipo de Misao Fukuda, del Instituto de Salud M&K, en Hyogo, ya había demostrado que la anovulación durante dos ciclos menstruales mejora la capacidad gestacional de los oocitos obtenidos durante el tercer ciclo.

Ahora, según publica la revista Fertility and Sterility, el mismo equipo evaluó si el patrón de ovulación de tres ciclos menstruales consecutivos con ovulación unilateral afectaba la posibilidad de lograr un embarazo y el sexo del feto en 335 mujeres tratadas con fertilización in vitro (FIV) o inseminación intrauterina (IIU).

Las tasas de obtención de occitos, de fertilización y de formación pre embrionaria fueron significativamente más altas después de los patrones de ovulación contralateral (izquierda-derecha o derecha-izquierda) que de los de ovulación ipsilateral en los dos últimos ciclos.

Al incluir los tres ciclos, la ovulación izquierda-izquierda-derecha (IID) alcanzó la tasa más alta de embarazos (del 27 por ciento) y de nacimientos (del 22 por ciento) que el resto de todos los patrones posibles. Y logró la relación más alta de bebé varón por bebé mujer (0,762).

Fukuda explicó: "El oocito después de un patrón de ovulación IID, liberado de los efectos subóptimos del folículo dominante y/o del corpus lúteo en los dos ciclos menstruales previos, estaría maduro y apto para los espermatozoides Y".

Estos espermatozoides, que son más pequeños que los X, "podrían penetrar fácilmente la zona pelúcida del oocito después de la ovulación IID", dijo Fukuda.

Se estima que se necesitan tres ciclos menstruales para que el folículo humano pase del estadio preantral al folicular y la ovulación; esto respalda en parte la hipótesis de Fukuda.

"Se necesitan estudios observacionales para confirmar que los resultados son correctos", dijo Fukuda.

"El próximo paso es comparar el estado de salud de los folículos preantrales y/o el estadio inicial de los folículos antrales entre ovarios con y sin folículo o corpus lúteo dominantes", agregó.

Según parece, comentó Fukuda, "cuando la reproducción humana está bajo presión o en condiciones desfavorables, tienden a nacer más mujeres. Los espermatozoides Y o los embriones XY serían más frágiles, vulnerables y sensibles que los espermatozoides X o los embriones XX".

FUENTE: Fertility and Sterility, 2011