Jueves, 14 de Abril de 2011

El PP valenciano retiró su queja a las televisiones tras conocer el rechazo total de Génova

EFE ·14/04/2011 - 11:44h

EFE - Vista de la torre, el "Pirulí", centro de comunicaciones de RTVE, con el logotipo de Televisión Española. EFE/Archivo

El PP de la Comunidad Valenciana decidió retirar su reclamación contra la cobertura informativa de cuatro canales de televisión tras conocer el rechazo total y la oposición de Génova a esta queja, han informado a Efe fuentes de la dirección nacional.

Fue la cúpula del PP valenciano la que se puso en contacto con la dirección nacional tras conocer las declaraciones del vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons, en contra del escrito que sus compañeros de partido en la Comunitat habían dirigido a la Junta Electoral regional.

El partido que preside Francisco Camps protestaba por la cobertura informativa que cuatro canales nacionales de televisión -La Sexta, Cuatro, Telecinco y TVE- habían hecho de las listas electorales, en las que figuran varios imputados e implicados en diferentes casos de presunta corrupción, entre ellos el propio Camps.

Consideraban los populares valencianos que en esas informaciones podría haber un mal uso del concepto de imputado, de lo que se derivaría el incumplimiento del principio de neutralidad que los canales públicos y privados han de preservar en época de comicios, según la nueva redacción de la Ley Electoral.

La Junta de la Comunidad Valenciana remitió dichas reclamaciones a la Junta Central por considerarse no competente, pero al final el máximo órgano arbitral de los procesos electorales no las estudiará.

Todo porque el PP de Camps ha decidido retirar sus reclamaciones una vez habló con la dirección nacional y ésta manifestó su rechazo a la medida. Las fuentes consultadas no aclaran si hubo presiones expresas para que desestimaran sus intenciones, pero sí que el descontento era "total" y "absoluto".

Para cuando la dirección nacional dejó claro al PP valenciano que no les gustaba nada su reclamación, Pons había dicho en Telecinco que para él es "sagrada" la libertad de prensa, de información y de expresión.

La responsable de Organización de los populares, Ana Mato, horas después, en conferencia de prensa, dijo exactamente lo mismo, que la libertad de información y de prensa, así como el rigor y las veracidad de los medios, estaban "por encima" de recursos y reclamaciones como las del PP de la Comunitat.

En su escrito de retirada, los populares valencianos alegaban que en ningún momento han pretendido plantear un debate sobre el ejercicio del derecho a las libertades de información y prensa, "los cuales son piedra angular del sistema democrático".

Añadían que para evitar que se interpretara su queja como "una limitación al derecho de información y prensa", optaban por "desistir" de sus reclamaciones.

En conferencia de prensa, el vicepresidente primero del Gobierno valenciano, Vicente Rambla, ha afirmado que es "tan legítimo" defender la libertad de prensa como discrepar puntualmente de algunas informaciones de los medios.

El número dos del Ejecutivo central, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha criticado al PP de la Comunitat, y también a Mariano Rajoy, por recurrir a "la desmemoria colectiva" y practicar "el escapismo político".

Desde Madrid, el PSOE ha acusado al PP de abrir una "causa general" contra las televisiones de ámbito estatal y de perseguir a los que informan de corrupción en vez de a los corruptos.

La FAPE ha rechazado las denuncias de los populares valencianos, a los que reprocha la "escenificación de la mordaza que impone la reforma de la Ley Electoral, aprobada por los partidos mayoritarios".