Jueves, 14 de Abril de 2011

Telefónica planea reducir la plantilla en España un 20 por ciento, tras el ERE de 2008

EFE ·14/04/2011 - 10:42h

EFE - En la imagen, el presidente de Telefónica, César Alierta. EFE/Archivo

El presidente de Telefónica de España, Guillermo Ansaldo, anunció hoy que estudian un plan de ajuste de costes que incluye la reducción del 20 ciento de la plantilla, que podría afectar al menos a 5.600 trabajadores según UGT y que se produce dos años después del ERE de 700 personas.

Guillermo Ansaldo comunicó los planes de la operadora en el octavo encuentro con inversores que se ha celebrado hoy en Londres y en el que el grupo avanzó las previsiones para 2013.

La reducción de empleo, que se realizaría mediante externalización de actividades de la compañía y con reestructuración de plantilla en tres años, podría afectar a unos 5.600 trabajadores, según los datos aportados por la Unión General de Trabajadores (UGT), de una plantilla de unos 32.000 trabajadores, de los que 27.900 son de telefonía fija y unos 4.000 de la móvil.

El proceso de reducción de empleo de Telefónica en España se inició en 1993, pero contando sólo los Expedientes de Reducción de Empleo (ERE) de este siglo la plantilla ha adelgazado en 15.000 trabajadores, de forma voluntaria y con bajas incentivadas, que se unen a los 10.000 del último ERE del siglo XX de la operadora, que fue en 1999.

UGT, que acaba de ganar las elecciones sindicales en Telefónica, se ha apresurado a redactar un comunicado exigiendo a la empresa que consensúe y justifique las medidas de ajuste, tal como ha hecho en los anteriores planes de regulación de empleo.

El sindicato es consciente del contexto económico en el que estas empresas tienen que desarrollar sus planes de negocio, pero pide que "aquellas medidas que tengan que implementar conjuguen los intereses de la empresa con los del conjunto de los trabajadores y trabajadoras".

Un representante de UGT en el comité de empresa explicó a EFE que Telefónica todavía no se ha dirigido a los sindicatos para comunicarles sus intenciones, aunque el nuevo comité intercentros que ha salido de las elecciones sindicales no se constituirá hasta después de Semana Santa.

El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, afirmó hoy que no es un buen momento para producir ajustes de plantilla "en un tamaño tan importante".

Explicó que "sabemos que nuestras compañías internacionales compiten en mercados difíciles y tienen exigencias en este sentido", y subrayó que en Telefónica hay "tradición de diálogo y consenso con los representantes sindicales" y que espera que sean capaces de alcanzar decisiones como han hecho en el pasado.

En el encuentro con los inversores, el presidente de Telefónica de España explicó que tienen margen para mejorar la eficiencia y rentabilidad y para ello van a reformular los gastos comerciales para beneficiarse del tamaño de la operadora en las compras por volumen, incrementando la gestión automatizada y remota y haciendo una gestión más simple.

Afirmó que están preparados para negociar con los sindicatos la reestructuración de costes de personal a través de la externalización de actividades (supone que otras empresas se hagan cargo de determinadas actividades y de los trabajadores que las desempeñan) y la reestructuración de la plantilla que, juntas, afectarían al 20 % de los trabajadores en tres años.

El plan también incluye la reducción del 6 % del equipo directivo que la operadora inició ya hace varios meses y que, según señalaron hoy a EFE, ya está concluido.

La reducción de costes de personal también contempla un convenio más ligado a la productividad que al IPC.

En este sentido, Guillermo Ansaldo explicó que el 85 % de la plantilla está dentro de convenio y que cada punto de subida del IPC, que supone una revisión del mismo, se traduce en 15 millones de euros de costes al año para la operadora.

Anunció que hasta 2013 se desprenderán de activos no estratégicos por valor de unos 600 millones, entre los que están edificios y aplicaciones de tecnologías de la información.

Además optimizarán el uso de su capital a través de la co-inversión en infraestructuras de fibra óptica y en la compartición de redes móviles.

Ansaldo enmarcó esta reducción de costes y mejora de la eficiencia en una situación económica "dura" y con una mayor presión competitiva que hizo caer los ingresos de la operadora en España en un 5,9 % en 2009 y en 4,4 % en 2010.

Las acciones de Telefónica cayeron hoy en bolsa un 1,06 % hasta los 17,81 euros, en un día en el que el IBEX descendió un 1,51 %.