Martes, 15 de Enero de 2008

El petróleo y los alimentos elevan el IPC de 2007 al 4,2%, la tasa más alta desde enero de 2006

EFE ·15/01/2008 - 09:56h

EFE - Hortalizas invernales en uno de los puestos de un mercado de Vitoria.

El encarecimiento del petróleo y los alimentos ha hecho que la tasa de inflación de 2007 se sitúe en el 4,2 por ciento, la más alta desde enero de 2006, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, tras subir cuatro décimas en diciembre, la inflación de 2007 alcanzó el 4,2 por ciento -una décima menos de lo avanzado por el indicador adelantado-, en tanto que la tasa subyacente -que excluye los precios de los alimentos frescos y de la energía- subió dos décimas en diciembre y cerró el año en el 3,3 por ciento, ocho décimas más que una año antes.

Según estos datos y comparándolos con al estimación hecha por Eurostat -la oficina estadística europea- sobre la inflación de la zona euro, el diferencial de la inflación española con la del resto de países de la zona euro se situó en 1,1 puntos en 2007, el más alto desde septiembre de 2006.

De los doce grupos que componen la cesta de la compra, los que más se encarecieron en 2007 fueron los de transporte, cuyos precios subieron el 7,1 por ciento, Alimentos y bebidas no alcohólicas (6,6 por ciento), bebidas alcohólicas y tabaco (6,1 por ciento), hoteles, cafés y restaurantes (4,9 por ciento), y vivienda (4,8 por ciento).

También subieron los precios de la enseñanza (4,1 por ciento), otros bienes y servicios (3 por ciento), menaje (2,5 por ciento), vestido y calzado (1,2 por ciento) y comunicaciones (0,8 por ciento).

Por el contrario, el pasado año sólo se abarataron los precios de la medicina, que bajaron el 2,1 por ciento, y los de ocio y cultura, que lo hicieron el 0,8 por ciento.

Las principales subidas experimentadas por los grupos que componen el IPC se debieron a los encarecimientos que a lo largo del pasado año experimentaron los carburantes y lubricantes, el aceite, la leche y la fruta.

Así, a lo largo de 2007, destacan los encarecimientos de algunos componentes de la cesta de la compra como la leche que se encareció el 31 por ciento, el pan (14,4 por ciento), el pollo (10,2 por ciento), la carne de ovino (9,9 por ciento), los preparados de legumbres y hortalizas (9,8 por ciento), los huevos (9,6 por ciento).

Otras subidas significativas fueron las de la fruta fresca (7,8 por ciento), legumbres y hortalizas frescas (7,6 por ciento), tabaco (7 por ciento), transporte personal (6,5 por ciento) y cereales y sus derivados (6 por ciento).

A lo largo de 2007, los carburantes y combustibles subieron el 14,4 por ciento, los productos energéticos el 11,5 por ciento y los bienes industriales se encarecieron el 3,1 por ciento.

El INE también difundió hoy el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) que subió cuatro décimas en diciembre y se situó en el 4,3 por ciento, dos décimas más que la registrada un mes antes.

En 2007 también las comunidades autónomas registraron un aumento de su tasa de inflación superior a la previsión oficial del dos por ciento.

Así, la más inflacionista fue Murcia, donde los precios subieron el 4,7 por ciento, seguida de Castilla León y Castilla-La Mancha (4,5 por ciento), Aragón y Cantabria (4,4 por ciento), Canarias, Cataluña y Comunidad Valenciana (4,3 por ciento), Andalucía, Extremadura, Navarra y País Vasco, donde subieron igual que la media nacional (4,2 por ciento).