Jueves, 14 de Abril de 2011

Finaliza la búsqueda de un zulo de ETA en Zegama (Guipúzcoa)

EFE ·14/04/2011 - 09:31h

EFE - Agentes de la Guardia Civil registran el caserío de Jon Aitor Esnaola Dorronsoro, uno de los dos presuntos miembros de ETA detenidos en Legorreta (Guipúzcoa), al que se acusa junto a su hermano Igor de ser miembros del aparato de logística, encargados de distribuir armas y explosivos al resto de la banda.

La Guardia Civil ha finalizado la búsqueda de un zulo de ETA en un monte de la localidad guipuzcoana de Zegama, a donde ha acudido con el presunto miembro del "comando Erreka" Aitor Esnaola.

El dispositivo de la Guardia Civil ha abandonado la zona pasadas las 15:00 horas, aunque la operación contra este comando "legal" presuntamente formado por los hermanos Aitor e Igor Esnaola, arrestados en Legorreta (Guipúzcoa) el pasado martes sigue abierta.

Los registros de hoy han comenzado a primera hora de la mañana en el caserío Olalde de Legorreta, perteneciente a la familia Esnaola, y se han centrado en una nave anexa a la casa, donde el instituto armado ha encontrado "cantidades importantes" de polvo de aluminio, pentrita, cordón detonante y un arma.

En el propio caserío fueron hallados el martes 850 kilos de material explosivo, uno de los mayores arsenales incautados a la organización terrorista.

Una vez finalizada, hacia el mediodía, la inspección del caserío, el dispositivo policial se ha trasladado a la localidad guipuzcoana de Zegama, y se ha adentrado por el monte en la zona del parque natural de Azkorri, próximo al límite territorial con Navarra y con Álava, en busca de un escondite presuntamente utilizado por ETA.

El dispositivo policial estaba integrado por más de una decena de todoterrenos de la Guardia Civil, tres furgonetas y dos vehículos camuflados, que además han contado con el apoyo de un helicóptero.

En el municipio de Zegama fue hallado en enero de 2009 un escondite en el que ETA almacenaba 15 kilos de explosivos (Titadyne), detonadores y temporizadores.

La localización del zulo fue posible después del análisis de la documentación intervenida en mayo de 2005 en el domicilio del etarra Jose Segurola Querejeta, entonces lugarteniente del jefe de los comandos de la banda terrorista, Garikoitz Azpiazu, "Txeroki".