Jueves, 14 de Abril de 2011

Urkullu asegura que lo importante es que ETA sufra el abandono de la izquierda abertzale

EFE ·14/04/2011 - 11:38h

EFE - El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, durante una intervención en Sukarrieta (Vizcaya) en un acto político con motivo del aniversario del fallecimiento del fundador del partido, Sabino Arana. EFE/Archivo

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha considerado hoy que "lo importante" ahora para lograr el fin de la violencia es que ETA sea "consciente" y sufra "la deslegitimación que recibe incluso de ese mundo de la izquierda abertzale" del que forma parte.

En una entrevista en TVE recogida por EFE, Urkullu ha analizado que para ETA debe resultar "difícil" dar "el paso definitivo" de abandono de la violencia "después de 30 años y de no haber conseguido nada más que causar sufrimiento" y, sin embargo, ha avanzado su impresión de que la banda "está haciendo ese camino".

A su juicio, "la autodenominada izquierda abertzale ha dado ya ese paso" de hacer "un planteamiento claro y nítido" de desmarcarse de la violencia.

Urkullu ha pedido al resto de partidos e instituciones estar "alerta y ser prudentes", ya que ETA "tiene material y armamento" como se ha evidenciado tras el hallazgo en Legorreta (Guipúzcoa) de más de 850 kilos de explosivos y numerosas armas, además de que en Francia "se sigue con el robo de vehículos", ha indicado.

Urkullu ha afirmado tener una "preocupación evidente", en base a "la propia historia de ETA y de experiencias de otras organizaciones terroristas" como el IRA, por el riesgo de que se pueda producir una escisión en ETA.

"No se pueden descartar las hipótesis no sólo de rearme, sino quizás de escisión", ha señalado.

Urkullu ha opinado que "aún siendo Bildu, una coalición compuesta por dos formaciones" legales y democráticas, en referencia a EA y Alternatiba, "la realidad" es que "forman parte del propósito de la construcción de un polo soberanista donde pueda refugiarse parte de la llamada izquierda abertzale".

El presidente del PNV ha asegurado que su partido mantiene "una relación no periódica pero bastante regular, de manera discreta", con "los verdaderos representantes de la izquierda abertzale" para "saber qué es lo que piensan y lo que sucede" en ese entorno.

Urkullu ha rechazado la petición del PP de comparecencia ante el pleno del vicepresidente y ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que aclare el supuesto chivatazo a la red de extorsión de ETA y para que dé su versión sobre las actas de las negociaciones entre el Gobierno y ETA en la anterior tregua.

El presidente del PNV ha expuesto que su partido no ha debatido aún su postura al respecto pero ha avanzado que personalmente respaldaría que Rubalcaba pidiera "aclarar" lo ocurrido, aunque no en una sesión plenaria del Congreso, sino en una Comisión de secretos, de manera discreta por ser un asunto "muy delicado que no debería ser utilizado públicamente".