Archivo de Público
Jueves, 14 de Abril de 2011

El Gobierno islandés supera una moción de censura

La moción había sido presentada por el conservador Partido de la Independencia

EFE ·14/04/2011 - 08:13h

La coalición de izquierda encabezada por la primera ministra, la socialdemócrata Jóhanna Sigurdardóttir, ha superado una moción de censura en el Parlamento islandés por 32 votos a favor y 30 en contra.

La moción había sido presentada ayer por el conservador Partido de la Independencia, que pedía celebrar elecciones anticipadas al considerar que el Gobierno está dividido y no puede solucionar los problemas que afronta Islandia después del hundimiento de su sector bancario en octubre de 2008.

Tras un debate que se prolongó durante varias horas, la coalición formada por los socialdemócratas y el Movimiento de Izquierda salvó pasada la medianoche la votación, apoyada por 29 diputados opositores y un disidente de este partido "rojiverde".

"Estuvo cerca, pero fue una mayoría", dijo Jóhanna Sigurdardóttir, mientras que el líder conservador, Bjarni Benediktsson, aseguró que el resultado mostraba la "debilidad" de la coalición de izquierda.

Los conservadores presentaron la moción apenas tres días después de que los islandeses rechazaran por segunda vez en un año, en este caso con casi el 59% de los votos, una ley para indemnizar a ahorradores británicos y holandeses por la quiebra del banco islandés Icesave.

El Partido de la Independencia, tradicional dominador de la política islandesa, había defendido no obstante el "sí" durante la campaña, al igual que los dos partidos del Gobierno.

La disputa se dirimirá ahora probablemente en los tribunales europeos, una vez que ni Gran Bretaña ni Holanda se hayan mostrado dispuestos a negociar un nuevo acuerdo con las autoridades islandesas.

Los socialdemócratas ganaron las elecciones anticipadas de abril de 2009 con casi el 29% de los votos, que sumados a los obtenidos por los verdes, le otorgaron una cómoda mayoría absoluta de casi el 50%, constituyendo así el primer Gobierno de izquierda desde la independencia de Islandia en 1944.

Pero las divergencias internas entre los dos socios, especialmente en cuestiones como el ingreso en la UE y la ley Icesave, han ido debilitando progresivamente la coalición, a la que las encuestas colocan por debajo de la oposición desde hace meses ante unos eventuales comicios.