Jueves, 14 de Abril de 2011

Zapatero expone en Singapur las reformas en España para atraer inversión

EFE ·14/04/2011 - 04:18h

EFE - El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero (i), conversa con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong.

El jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha presentado hoy en Singapur las reformas aprobadas en el último año y medio en España, "de una intensidad que no tiene parangón en los últimos 30 años", para atraer nuevas inversiones hacia las cajas de ahorros y las infraestructuras.

Zapatero ha hecho esta exposición ante los principales inversores singapureños, a los que ha citado a un desayuno de trabajo en el centro financiero de la ciudad.

Ante los fondos de inversión y bancos más representativos de este país, que disfruta de la tercera renta per capita más elevada del mundo, ha vuelto a mostrar su confianza en el continente: "sin Asia la recesión hubiese sido el triple de intensa y la recuperación menos vigorosa".

Ha repasado el "ambicioso" programa de reformas adoptadas en el mercado laboral, las pensiones, el sistema financiero y el gasto público, iniciativas que, ha dicho, están estabilizando la economía y han permitido recuperar la confianza de los mercados internacionales en el futuro de España, en su "solvencia y fortaleza".

Para Zapatero, ejemplo elocuente de que el país está en el camino adecuado es la petición de ayuda financiera que ha realizado Portugal, un rescate que, a pesar de los vaticinios de los últimos meses, no ha contagiado a España, que mantiene baja su prima de riesgo, cercana al bono alemán.

El jefe del Ejecutivo ha analizado la evolución de la crisis y sus repercusiones en España, pero ha querido destacar el potencial del capital humano y tecnológico del país y la "historia de éxito" de su economía en las últimas tres décadas.

Ha estimado así que hay un "amplio espacio" para la inversión externa en España y ha destacado en concreto al sector financiero de un país que tiene una de las economías más bancarizadas del mundo.

Según ha dicho, se trata de un sector "fuerte, solvente y resistente" que ha soportado la aguda crisis financiera mejor que el resto de Europa y que ha recibido una inyección de recursos públicos en torno al 1 por ciento del PIB, por debajo de la media europea y estadounidense.

No obstante, ha reconocido que la crisis ha demostrado que la capacidad financiera instalada era "excesiva", por lo que se ha iniciado un proceso de reestructuración mediante fusiones, para pasar de 45 a 13 cajas, y mediante su transformación en "bancos comerciales", pero manteniendo su obra social.

Zapatero ha hecho hincapié en que la crisis económica tuvo un claro origen financiero en Estados Unidos y ha admitido los problemas que han causado en las deudas soberanas de la zona euro las medidas de estímulo fiscal consensuadas en el G20.

En España, además, esta crisis ha dejado en evidencia los "desequilibrios estructurales" acumulados en la etapa de expansión y crecimiento, que ha resumido en el importante déficit exterior y la pérdida de competitividad.

A la reunión han asistido el fondo soberano de inversión singapureño, creado en 1981 para gestionar las cuantiosas reservas acumuladas por los continuos superávit del país y los principales fondos privados.

Tras el desayuno de trabajo, Zapatero se ha reunido con la colectividad española de Singapur, donde viven alrededor de 900 españoles, y volará a la isla china de Hainan.

El presidente del Gobierno español ha sido invitado a participar en el Foro Boao, el Davos asiático, y se reunirá en Hainan con el presidente chino, Hu Jintao.