Miércoles, 13 de Abril de 2011

La cámara baja italiana aprueba el polémico proyecto ley del "proceso breve"

EFE ·13/04/2011 - 11:43h

EFE - El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. EFE/Archivo

La Cámara de los Diputados italiana aprobó hoy el proyecto de ley conocido como "proceso breve", que reduce los plazos de los procesos y de prescripción de los delitos para los imputados sin antecedentes penales y que puede beneficiar al primer ministro, Silvio Berlusconi, en sus juicios pendientes.

El texto salió adelante con 314 votos a favor, 296 en contra y ninguna abstención tras varios aplazamientos, y ahora será enviado al Senado para su aprobación definitiva.

Su tramitación en la cámara baja, que comenzó hace dos semanas, no ha estado exenta de polémica y en los últimos días se han sucedido varias manifestaciones en contra del nuevo proyecto de ley.

A la bronca y los insultos entre Gobierno y oposición de la pasada semana se sumó ayer el intento de los grupos opositores de retrasar la votación, lo que obligó a debatir el texto en una sesión nocturna que se prolongó hasta casi la medianoche.

Durante este miércoles, varios cientos de personas se congregaron ante la Cámara de los Diputados con gritos de "vergüenza" y "mafiosos" para protestar por lo que consideraron una "amnistía enmascarada".

Entre los aspectos más polémicos del documento se encuentra el artículo 3, que modifica los plazos en caso de que tenga lugar un hecho que interrumpa el plazo de prescripción normal de un delito.

Hasta ahora, en esas circunstancias el plazo de prescripción era igual a la pena máxima prevista por el delito más un cuarto de la misma, mientras que con la nueva ley se reducen los plazos y la prescripción pasaría a ser de la pena máxima más una sexta parte.

La enmienda se aplicará a los procesos en los que aún no se haya dictado una sentencia en primer grado excluyendo a los llamados delitos de "grave alarma social", como terrorismo o mafia.

Esta rebaja, según los expertos, supondría que el supuesto delito de corrupción en acto judicial del que se acusa a Berlusconi en el llamado caso Mills prescribiese en mayo de 2011 y no a principios de 2012 como está previsto.

Podría afectar también al caso Mediaset, en el que está acusado de fraude fiscal, y al caso Mediatrade, que se encuentra en fase de audiencia preliminar y en el que el mandatario está imputado por un supuesto delito de fraude fiscal y apropiación indebida.

El "proceso breve" contempla, asimismo, que los juicios por delitos castigados con una pena inferior a diez años de reclusión tengan un plazo de tres años en primera instancia, dos años en apelación y un año y seis meses en su paso por el Supremo, según explicaron los medios de comunicación italianos.

Para los delitos castigados con más de diez años los plazos se alargan hasta cuatro años en primera instancia, dos en apelación y un año y seis meses en el Supremo; mientras que en el caso de delitos de "gran alarma social", entre ellos los de mafia y terrorismo, los plazos serán de cinco, tres y dos años, respectivamente.

En caso de que se superen estos plazos, se podrá realizar una comunicación al ministro de Justicia y al Consejo Superior de la Magistratura, aunque el proceso no se extinguirá automáticamente, especificaron los medios.

"Es la enésima ley para salvar a Berlusconi de sus procesos", aseguró el líder de Italia de los Valores, el ex magistrado Antonio di Pietro.

Durante el debate en la cámara baja, la oposición ha alertado del riesgo que corren así los procesos por delitos de homicidio múltiple, como el accidente de Viareggio de 2009, en el que murieron 22 personas al explotar los vagones de un tren cargado de gas, o el derrumbamiento de la Casa del Estudiante durante el terremoto de L'Aquila ese mismo año.

El ministro de Justicia, Angelino Alfano, aseguró que la ley afecta "sólo de manera muy leve a las personas que nunca han sido condenadas" y explicó que el recorte en los plazos de prescripción pone en riesgo "tan sólo el 0,2 por ciento" de los procesos penales pendientes, unos 6.400, según los medios de comunicación italianos.

El "proceso breve" ya fue aprobado por el Senado en enero de 2010 pero quedó en suspenso mientras se aprobaban y después invalidaban varios de los escudos judiciales de Silvio Berlusconi.

Su aprobación en la Cámara de los Diputados con varias modificaciones con respecto a aquel primer texto, entre ellas la relativa a los plazos de prescripción, llega en un momento difícil para el mandatario, quien tiene actualmente cuatro procesos pendientes ante el Tribunal de Milán.

Tras el vía libre de hoy, el texto pasará ahora al Senado para su aprobación definitiva.