Martes, 15 de Enero de 2008

Bush pide a la OPEP que sopese el impacto del precio del crudo en la economía

EFE ·15/01/2008 - 10:41h

EFE - El presidente norteamericano George W. Bush participa en una mesa redonda con empresarios saudíes en la Embajada de Estados Unidos en Riad, Arabia Saudí, hoy martes 15 de enero.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, se quejó hoy de los altos precios del petróleo durante una visita a Arabia Saudí y pidió a la OPEP que considere su impacto sobre la economía de su país.

En un encuentro con once empresarios saudíes en la embajada de Estados Unidos en Riad, a donde Bush llegó ayer procedente de Dubai, el presidente señaló que el valor del crudo fue uno de los temas abordados durante sus reuniones ayer con miembros del gobierno saudí y el propio rey Abdalá Bin Abdelaziz.

"Esta noche hablaré de nuevo a su majestad sobre el hecho de que los precios del petróleo son muy altos, algo que crea dificultades para nuestra economía", dijo Bush.

El presidente afirmó que le comunicará su esperanza de que "cuando la OPEP considere diferentes niveles de producción, entienda que si la economía de uno de sus mayores consumidores sufre, eso significará menos compras de petróleo y de gas".

Con más de 248 trillones de pies cúbicos de reservas probadas, Arabia Saudí posee aproximadamente una cuarta parte de los recursos petroleros del mundo y es la voz con más peso en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Hoy el barril de crudo Brent, de referencia en Europa, para entrega en febrero abrió la cotización a 92,84 dólares en el mercado de Londres.

Los altos precios del petróleo son uno de los factores que alimentan el temor en Estados Unidos de que la actual desaceleración económica en ese país se convierta en una recesión.

Según informó ayer a la prensa Ed Gillespie, un asesor presidencial, Bush ha tratado el tema del petróleo en otras paradas de su gira por Oriente Medio, durante la cual ha visitado también Kuwait, Bahrein y Emiratos Árabes Unidos, países exportadores de petróleo.

"Se ha hablado de la naturaleza del mercado y la gran demanda actual de petróleo", dijo Gillespie.

El funcionario afirmó que los Gobiernos de la región expresaron a Bush su interés por el desarrollo de bio-diesel en Estados Unidos y de nuevas tecnologías para reducir la contaminación generada por el gas natural.

El presidente habló de fuentes alternativas de energía y de plantas nucleares, que describió como "una fuente importante" de energía, según Gillespie.

Bush visitará hoy el palacio Al Murabba en Riad y por la tarde, hora local, se trasladará al rancho Al Janadriyah, propiedad del rey saudí, a unos cuarenta minutos de la capital, donde cenará con Bin Abdelaziz y pasará la noche.