Miércoles, 13 de Abril de 2011

El juez de los casos "Turisme" y "Farreres" se postula para sustituir a Solaz

EFE ·13/04/2011 - 16:26h

EFE - El antiguo responsable del Palau de la Música Fèlix Millet, a su llegada a los juzgados hoy, donde se ha negado a declarar ante el juez por el presunto pago de comisiones de la constructora Ferrovial a CDC a través de la institución cultural.

El magistrado de la Audiencia de Barcelona Josep Maria Pijoan, que juzgó a miembros de UCD en los casos "Farreres" y "Turisme", se ha postulado para sustituir a Juli Solaz al frente del juzgado de instrucción número 30 de Barcelona, concurso ante el que está muy bien situado dada su antigüedad.

Según fuentes judiciales, el magistrado de la sección décima de la Audiencia de Barcelona ha presentado su candidatura en el concurso que abrió el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para designar a un titular del juzgado de instrucción número 30 de Barcelona, que instruye el saqueo del Palau de la Música.

La antigüedad de Josep Maria Pijoan, con más de veinte años de carrera, lo sitúa en una de las mejores posiciones para adjudicarse la plaza del juzgado de instrucción, un concurso que el CGPJ resolverá en los próximos meses y al que pueden presentarse jueces de toda España.

En el caso de ser finalmente designado, Pijoan abandonaría su labor de juzgador que desempeña desde hace años en la Audiencia y se encargaría de la investigación judicial en un juzgado de instrucción, lo que le acarrearía mayor volumen de trabajo, pero un sueldo superior, debido al gran número de guardias que deben afrontar los juzgados barceloneses.

Según fuentes próximas al entorno del magistrado, tras su prolífica etapa en la Audiencia, Pijoan ha decidido optar a la plaza que dejó vacante Solaz para dar un nuevo enfoque profesional a su carrera asumiendo las tareas de investigación propias de la instrucción, al considerar culminada su etapa como juzgador.

El CGPJ abrió el concurso para designar al titular del juzgado encargado de la investigación del expolio del Palau de la Música y del presunto pago de comisiones a CDC después de que, el pasado mes de enero, el juez Juli Solaz, criticado por algunos de sus colegas por su lentitud en el "caso Millet", cesara como instructor para trasladarse a la Audiencia.

Con la causa sobre el saqueo del Palau a punto de terminarse, el nuevo instructor del juzgado número 30 deberá dirigir la investigación judicial sobre el supuesto pago de comisiones de Ferrovial a CDC a través de la entidad cultural, una trama en la que están imputados el ex tesorero convergente Daniel Osàcar y directivos de la constructora.

Mientras se nombra al titular, sustituye a Juli Solaz el juez de instrucción número 6 de Barcelona, Miguel Ángel Tabarés, que precisamente fue el que, poco después de asumir su nuevo cargo, imputó a Osàcar y al ex directivo de Ferrovial Pedro Buenaventura por las supuestas comisiones, ya que Solaz se fue a la Audiencia dejando abierta la pieza separada pero sin concretar ninguna imputación.

Como presidente de un tribunal de la Audiencia de Barcelona, Josep Maria Pijoan ha juzgado y sentenciado a militantes y cargos de UDC en los casos "Turismo" y "Treball", dos de los culebrones judiciales que más castigaron al pujolismo, así como la trama de pederastia del Raval y a los dirigentes de la formación nazi vinculada a la librería "Kalki" de Barcelona.