Miércoles, 13 de Abril de 2011

El Gobierno reclama su participación en la negociación del absentismo laboral

EFE ·13/04/2011 - 07:29h

EFE - El ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, durante una de sus intervenciones en la sesión de control al Ejecutivo en el pleno del Congreso de hoy.

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, recordó hoy a la CEOE, CCOO y UGT que deben contar con el Gobierno a la hora de negociar el absentismo laboral, materia que acaba de ser incluida en la discusión de la reforma de la negociación colectiva y que va retrasar el acuerdo hasta después de Semana Santa.

El pasado viernes, la CEOE propuso a los sindicatos -algo que ellos aceptaron- que el absentismo laboral y las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales entraran entre las materias a pactar dentro de la reforma de la negociación colectiva.

Al respecto, Gómez ha avisado de que en la discusión sobre el absentismo debe participar el Gobierno y ha añadido que cualquier reforma que mejore la eficiencia de las mutuas será "bienvenida" siempre y cuando tenga en cuenta que han de seguir siendo parte de la Seguridad Social, a pesar de su gestión privada.

Entretanto, la CEOE ha pedido que se fortalezca el papel de las mutuas con la creación de una nueva ley que controle mejor el absentismo laboral injustificado.

El ministro también ha apuntado, como adelantaron ayer los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, que el tratar el absentismo y las mutuas retrasa en el tiempo el acuerdo de la reforma de la negociación colectiva.

No obstante, Valeriano Gómez espera que esa discusión pueda terminar esta semana, aunque ha precisado que no hay una fecha "fija".

En el caso de que el pacto fuera posible esta semana, Gómez ha indicado que el Gobierno llevaría al Consejo de Ministros de este viernes el plan contra el empleo irregular que se ha comprometido a presentar en la UE antes de que acabe el mes y que se enmarca en el Pacto por el Euro.

Desde CCOO, su secretario de Acción Sindical, Ramón Górriz, ha enfriado esa posibilidad, ya que opina que, "casi seguro", la discusión de la reforma de la negociación colectiva seguirá abierta hasta después de Semana Santa.

La razón que Górriz ha dado para alargar el tiempo de la negociación es que no se puede zanjar "deprisa y corriendo" lo referido a las mutuas y al absentismo.

Según el dirigente de CCOO, el absentismo todavía no se ha tratado a la espera de que los empresarios detallen qué consideran injustificado, ya que "no puede ser una cuestión de ideología y propaganda, sino de realidades concretas".

En el Congreso de los Diputados, la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, también ha apuntado que el pacto sobre los convenios se logrará en las próximas semanas y que tendrá efectos beneficiosos sobre el empleo.

Mientras, el Círculo de Empresarios ha reclamado que la reforma de la negociación colectiva se debata en el Parlamento, en vez de ser una negociación bipartita entre patronal, la CEOE, y sindicatos, CCOO y UGT.

La respuesta del ministro de Trabajo ha sido recordarles que los empresarios y los sindicatos han pactado con "éxito razonable" tanto en el pasado como en el presente y que ahora lo que están buscando es una "buena ley", con contenido y que dé estabilidad a la negociación colectiva.