Miércoles, 13 de Abril de 2011

Helena Pimenta asegura que quiere abrir el espacio de la Compañía manteniendo el equilibrio

EFE ·13/04/2011 - 12:48h

EFE - Helena Pimenta, que será a partir del próximo septiembre la nueva directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC), cargo en el que sustituye a Eduardo Vasco, acompañada de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, durante el anuncio del nombramiento hoy en la sede del Ministerio.

La nueva directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC), la salmantina Helena Pimenta (1955), quiere "abrir el espacio" en el que se mueve la compañía, tanto de estilos como de colaboración, pero manteniendo el equilibrio con los "muchos logros" conseguidos desde que se fundara hace casi 25 años.

En un encuentro con periodistas tras el anuncio de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, de que ha sido ella la seleccionada entre los 19 candidatos que se presentaron a sustituir a Eduardo Vasco a partir de septiembre de este año, Pimenta ha subrayado que el Ministerio ha apoyado "un proyecto de continuidad, que se apoya en los logros anteriores".

En la CNTC se va a dedicar, fundamentalmente, a la gestión aunque su idea es dirigir una obra al año, aproximadamente: "mi trabajo debe ser de dinamización y potenciación del trabajo artístico de otros. Eso me toca también por edad", precisa.

La institución, asegura, "ha ido cumpliendo sus etapas" y ahora corresponde "abrir el espacio manteniendo el equilibrio de la compañía estable con los proyectos exteriores", en forma de compañías y directores invitados con sus equipos y coproducciones.

"Son tiempos muy complicados y la compañía tiene que estar abierta al desarrollo del trabajo de otros profesionales. Hacer proyectos y desarrollarlos con otras instituciones".

Su proyecto para la CNTC, "muy sólido y específico en sus objetivos", pone "en primer plano el verso, el teatro de la palabra y especialmente el teatro del Siglo de Oro español -aunque abordará también textos del Renacimiento o de la Ilustración-, un trabajo por la excelencia que exige una formación muy específica".

El objetivo que persigue es abundar en la "parte pedagógica" del proyecto y en la formación de los profesionales, para que haya "un elenco que garantice el rigor y la práctica de un lenguaje tan especifico como es el lenguaje del verso".

La que es actual presidenta de la Asociación de Directores de Escena de España (ADE) continuará colaborando con la Universidad y los especialistas, y buscará "una relación importante" con el publico más joven para seguir "acercándoles" al mundo del teatro "y que forme parte de su imaginario la literatura clásica".

"Mi ilusión sería trabajar con edades mas bajitas, que el clásico fuera un referente desde muy jóvenes", abunda.

Durante los cinco años que durará su contrato seguirá trabajando con las giras de los espectáculos de la compañía, con especial incidencia en Hispanoamérica y "ahondando" en Europa, sobre todo en Francia.

"La CNTC ha crecido tanto que ese camino es muy importante. Los españoles hemos ido perdiendo el pudor hacia considerarnos igual que el resto de los europeos. Ese es un objetivo muy importante".

Sobre la vuelta de la compañía a su sede histórica, el Teatro de la Comedia, probablemente a finales de 2013, ha explicado que hay que "pensar muy bien" cómo será la inauguración, aunque casi seguro será con una obra dirigida por ella.

Se da la circunstancia de que fue con un montaje suyo, "La dama boba", cuando se clausuró, por graves deficiencias en la estructura del edificio, en 2001. "Lo cerré y lo abro", ha bromeado.

A pesar de tener muy claras las líneas de su trabajo, Pimenta adelanta que tendrá que cotejar en el terreno sus ideas, y dedicar "meses" a estudiarlo, un empeño en el que tendrá, dice, la ayuda de Eduardo Vasco.

El grupo teatral que fundó en 1987, Ur, continuará su trabajo aunque ella no lo dirija y, de momento, estrenarán el próximo 20 de mayo un nuevo montaje de "Macbeth", de Shakespeare.

"Me han animado mucho a afrontar este proyecto y ellos ya tienen la solidez suficientes para seguir", afirma Pimenta, que también dirigirá en el próximo Festival de Mérida "Antígona".

Concha Barrigós.