Miércoles, 3 de Octubre de 2007

Más del 15% de los niños hiperactivos padecen en realidad transtornos del sueño

EFE ·03/10/2007 - 17:15h

EFE - En la imagen de archivo, un niño juega en su casa tras asistir a una terapia de niños hiperactivos. EFE

Un 15% de los niños a quienes se atribuye un problema de hiperactividad (TDAH) padecen en realidad un transtorno del sueño, según el doctor Gonzalo Pin, director de la Unidad del Sueño del Hospital Quirón de Valencia, que asiste en Barcelona al I Congreso Internacional sobre el Sueño.

Pin, en declaraciones a EFE, ha explicado que a diferencia de los adultos, en los que los transtornos de sueño se manifiesta con somnolencia diurna, en los niños provoca mayor actividad motora y un cambio de humor que les hace irritables.

Además, pierden la capacidad de concentrase, están en continuo movimiento y bajan su rendimiento escolar, síntomas que cumplen con los criterios del Transtorno de Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) y que se asocian con la hiperactividad.

Asegura que muchos niños clasificados o que cumplen alguno de los criterios del TDAH mejorarían con una buena higiene de sueño, y que se necesita una rutina para que el sueño sea reparador, y que los padres les den la oportunidad de dormir el tiempo que necesitan.

"Ningún niño de menos de 10 años debería estar levantado después de las 21.30 horas, y hasta los seis años deben dormir una media de doce horas diarias", asegura.

Gonzalo Pin ha recordado que España es uno de los países en los que en los niños se acuestan más tarde, y que las últimas encuestas cifran en un 20% el número de niños de 6 a 10 años que están viendo la televisión pasadas las 22.00 horas, porque "los niños se acoplan a los horarios de los padres, cuando debería ser al revés".

Se estima además, que unos 700.000 niños menores de 14 años ven la televisión a la 01.00 horas de la madrugada en días escolares.

Afirma este experto que en los últimos 20 años se ha perdido una media de 20 y 25 minutos de sueño al día y que los últimos estudios indican que el 52,8% de los adolescentes de 13 a 14 años, más de la mitad, van a clase sin haber dormido las ocho o nueve necesarias.

Puntualiza que aunque los adolescentes tienen tendencia a acostarse tarde porque la melatonina, la hormona que induce a dormir, empieza a segregarse más tarde, "es vital dormir las horas adecuadas en momentos adecuados".

Para este experto, la incorporación de la mujer al trabajo, y el hecho de que los niños se lleven pronto a casa de abuelos o a guarderías incide también en un acortamientos de las horas de sueño.

En los últimos años se ha disparado el número de niños diagnosticados con TDAH, hasta el punto de que a finales de 2005 el Comité de la ONU sobre los Derechos del Niño expresó su inquietud por los falsos diagnósticos de hiperactividad y sugirió más investigaciones sobre los efectos de ciertos medicamentos psicotrópicos prescritos para el déficit de atención.

Este comité estimó que las prescripciones de psicotrópicos a niños se elevan a 17 millones anuales, y que ciertos psiquiatras y grupos de interés han promovido los falsos diagnósticos para lograr un mercado de más de 20.000 millones de dólares al año.

En el congreso Internacional de Barcelona, al que asisten unos cuatrocientos expertos mundiales, se ha tratado también del riesgo que tienen las personas con apneas de sufrir eventos cardiovasculares como infartos de miocardio, infartos cerebrales o infartos de miocardio, además de hipertensión.

Las interrupciones de la respiración, como se llama a las apneas, son un problema cuando se producen más de 30 por hora, con una duración media de 30 segundos, nivel a partir de los cuales está claramente relacionadas con afecciones cardiorrespiratorias.

Según Francisco Javier Puertas, miembro de la Asociación Ibérica de Patología del Sueño, un 5% de la población tiene síndrome de apneas del sueño, y la mitad son apneas graves.