Miércoles, 13 de Abril de 2011

Bruselas propone una subida del gasóleo de 8 céntimos hasta 2018

Barroso considera "absurdo" no reducir los impuestos sobre el trabajo con ecotasas que protejan el medio ambiente

DANIEL BASTEIRO ·13/04/2011 - 13:01h

EFE/Ian Langsdon - Largas colas de coches para repostar en una gasolinera del norte de Paris.

Los carburantes deben pagar impuestos según lo que contaminen. En esta máxima se basa una revisión global de los impuestos del gasóleo presentada este miércoles por la Comisión Europea, que si sale adelante obligará a España a aumentar entre 2013 y 2018 el precio del diésel hasta 8 céntimos para cumplir con el mínimo europeo.

"Necesitamos unos impuestos equitativos y transparentes para alcanzar nuestros objetivos en materia de energía y lucha contra el cambio climático", aseguró Algirdas Semeta, comisario de Impuestos. Según José Manuel Durao Barroso, la UE debe iniciar una transición "de los impuestos al trabajo a los impuestos a la energía contaminante", para acabar con una situación "absurda" actual, en la que los impuestos sobre el trabajo son particularmente altos al tiempo que las energías contaminantes dificultan la consecución de los objetivos climáticos.

El presidente de la Comisión aseguró que "la industria quiere certidumbre" sobre las leyes con las que tendrán cumplir en el futuro y destacó que la reforma ofrecerá la "flexibilidad suficiente" con un plazo transitorio para aplicarla completamente.

Margen para los Estados

En cuanto al potencial contaminante, Bruselas pretende que se grave con 20 euros cada tonelada de CO2 emitida, mientras que el contenido energético (la energía real que un producto permite obtener), el Ejecutivo comunitario propone un mínimo de 9,6 euros por gigajulio en cuanto a los carburantes y 0,15 euros para los combustibles. La calefacción doméstica y la gasolina estarán exentas de exigencias europeas, pero los Estados miembros dispondrán de margen para aumentar sus impuestos por encima del mínimo.

Según la Comisión, la proposición "favorece a las fuentes de energía renovable", menos tasadas al contaminar menos, y acabará con las grandes diferencias en los precios que el conductor se encuentra dependiendo de en qué país reposte. La propuesta será debatida por el Consejo, la institución que reune a los Gobiernos, y por la Eurocámara, pero la Comisión "no se hace ilusiones, porque en materia de impuestos la UE exige unanimidad de los Estados miembros", recordó un funcionario comunitario. Si el calendario del Ejecutivo comunitario se cumple, los nuevos mínimos deberían estar en vigor en 2013.


Noticias Relacionadas