Archivo de Público
Miércoles, 13 de Abril de 2011

Sagarduy, el preso más antiguo de ETA, sale hoy tras 31 años entre rejas

EFE ·13/04/2011 - 07:26h

EFE - Cabecera de una manifestación convocada en Amorebieta (Vizcaya) en apoyo al preso etarra José María Sagarduy. EFE/Archivo

El preso más antiguo de la banda terrorista ETA, José María Sagarduy Moja, alias "Gatza", en la cárcel desde julio de 1980, quedará hoy en libertad después de permanecer casi 31 años entre rejas, han confirmado a Efe fuentes penitenciarias.

Sagarduy saldrá de la prisión de Jaén, y ya han sido convocados dos actos de homenaje para hoy y el sábado en el País Vasco, cuya celebración ha sido prohibida por el Departamento de Interior del Gobierno vasco "ante las evidencias de que ambas convocatorias están relacionadas con el intento de homenajear" a "Gatza".

"Gatza", conocido en el mundo abertzale como el "Nelson Mandela vasco", es uno de los símbolos del llamado "frente de makos", el que agrupa a los reclusos etarras por su larga estancia en prisión, y ha sido objeto de numerosos homenajes organizados por colectivos de apoyo a los presos de ETA.

A raíz de uno de esos homenajes a Sagarduy, celebrado en la localidad vizcaína de Amorebieta en julio de 2005, fue condenado a dos años de prisión el portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi por un delito de enaltecimiento del terrorismo, una sentencia que ha sido anulada por el Tribunal Supremo, que ha ordenado repetir el juicio.

Nacido el 4 de mayo de 1958 en la localidad vizcaína de Zornotza, Sagarduy Moja entró en prisión con 22 años, y saldrá de ella unos días antes de cumplir los 53.

Fue condenado por la Audiencia Nacional a casi 70 años de cárcel por su participación en varios atentados perpetrados a finales de la década de los setenta y principios de los ochenta, entre los que destacan los asesinatos de Juan Cruz Hurtado Fernández y José María Arrizabalaga Arcocha.

Pese a que fue enjuiciado con el Código Penal de 1973, que permitía redenciones de pena más favorables para el reo, su internamiento se ha alargado hasta los 30 años y 9 meses en aplicación de la "Doctrina Parot", que establece que estos beneficios deben aplicarse sobre la totalidad de los años de condena, y no sobre el límite máximo de cumplimiento.

Su estancia en prisión se ha alargado también tras protagonizar un intento de fuga de la prisión de Granada el 6 de marzo de 1993, cuando tenía 35 años.

El preso hizo un agujero en el techo de la celda utilizando la cama como escalera y ahí accedió a una estructura metálica, que reventó utilizando una toalla a modo de torniquete, pasó a una buhardilla y desde allí, al tejado de la cárcel.

Después saltó por encima de la cámara del circuito cerrado de televisión y rompió parte de la instalación eléctrica, con cuyos cables y una varilla se preparó una soga, acabada en un garfio, que intentó enganchar a una garita que estaba fuera de servicio.

Ahí acabó la aventura de "Gatza", que resbaló dentro de la garita y alertó con el ruido a los agentes de la Guardia Civil que custodiaban la cárcel.

Al verse descubierto, el etarra saltó al recinto interior de la prisión, donde fue detenido con diversas lesiones que le impedían caminar.

En sus más de 30 años encarcelado, Sagarduy, que actualmente se encuentra en la prisión de Jaén, ha pasado por una docena de prisiones españolas: Carabanchel, Soria, Puerto I, Herrera de la Mancha, Basauri, Alcalá Meco, Sevilla II, Palma de Mallorca, Granada, Puerto II, Nanclares.

El subdelegado del Gobierno en Jaén, Fernando Calahorro, ha señalado en rueda de prensa que Sagarduy Moja es "una persona que ha cumplido su condena con la sociedad en la cárcel" y que "los instrumentos que haya que poner para que la salida sea pacífica están ya en marcha", por si alguien "se pasa de la raya".

Pero "Gatza" no será el único preso etarra que saldrá de prisión en las próximas semanas después de décadas entre rejas.

El 1 de mayo quedará en libertad José María Múgica Pikabea, y dos días después será el turno de otro 'histórico' de la banda: Jon Aguirre Aguiriano, que actualmente está en la cárcel de Basauri aquejado de graves problemas de salud a sus 69 años.

Por último, el 10 de mayo quedarán en libertad Andrés Errandonera Arruti y Estanislao López Aguiriano.