Miércoles, 13 de Abril de 2011

La reforma de los convenios se retrasa

El control del absentismo y las mutuas complican la negociación

ANA REQUENA ·13/04/2011 - 01:00h

Los secretarios generales de CCOO y UGT.

Quedan unos días para que se cumpla un mes desde que venció el plazo marcado por el Gobierno para que sindicatos y patronal llegaran a un acuerdo sobre negociación colectiva, y las conversaciones se alargan. La negociación, al mismo tiempo, del control del absentismo y sobre el papel de las mutuas ha complicado el debate y ha trastocado algo los plazos, hasta el punto de que las conversaciones podrían extenderse hasta después de la Semana Santa. No obstante, ambas partes insisten en que lo importante no son los tiempos, sino la voluntad de diálogo y acuerdo, y continuarán las reuniones esta semana.

"Estamos negociando a un ritmo adecuado", aseguró ayer el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, que precisó que la negociación tiene ahora "más ambición" que al principio y, por tanto, se tardará más tiempo. "No sé si días o alguna semana", dijo. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, insistió en que aceptar extender la negociación a otros temas implica "una ampliación en el tiempo" y "modificar las previsiones de calendario". Incluso el presidente de la CEOE, Joan Rosell, llamó ayer a la calma y subrayó que la "urgencia" de la reforma "no es para mañana ni para pasado mañana".

Sindicatos y patronal admiten que el contenido es ahora más complejo

Fue la CEOE la que planteó negociar de forma simultánea a la reforma de los convenios al control del absentismo y las mutuas, aunque encima de la mesa de negociación aún no ha puesto planteamientos concretos sobre estos últimos temas, algo que los sindicatos esperan para poder fijar su posición.

La patronal quiere reforzar el papel de las mutuas para que controlen más de cerca las altas y las bajas de los trabajadores enfermos. Hasta ahora, son los médicos del sistema público de salud los que deciden, aunque las mutuas pueden llamar a revisión a los trabajadores en baja siempre que lo consideren oportuno. Los primeros 15 días es el periodo que más preocupa a los empresarios, ya que es el intervalo de tiempo en el que la baja sale de su bolsillo.

El presidente de Cepyme, Jesús Terciado, argumentó ayer que las bajas laborales gestionadas por las mutuas patronales son un 25% más cortas que las que pasan por los servicios públicos. Por su parte, la Seguridad Social, que gestiona las bajas a partir del día 16, ha logrado en los últimos años que el gasto en bajas por incapacidad temporal pase de crecer a un ritmo anual del 15% a decrecer un 3%, gracias, por ejemplo, a convenios con las comunidades autónomas para mejorar la coordinación y gestión de las bajas.

El presidente de la patronal informará hoy a la junta directiva de la CEOE sobre la marcha de las negociaciones, y la incorporación de la gestión del absentismo y las mutuas como temas de discusión, a pesar de que estos asuntos no figuran en el orden del día, según Efe.