Martes, 12 de Abril de 2011

González dice que hubiera resuelto el relevo de Zapatero sin primarias

El expresidente hubiera preferido "abrir y cerrar el melón" de la sucesión en el Comité Federal

CAROLINA MARTÍN ·12/04/2011 - 20:23h

El expresidente del Gobierno Felipe González durante un foro sobre educación en valores el pasado 5 de abril en México./EFE

El expresidente del Gobierno Felipe González puso ayer un pero a la forma en que el presidente del Gobierno ha planteado su relevo para 2012. "El discurso que hizo Zapatero es impecable, de los más impecables que ha hecho", subrayó en un encuentro con los medios antes de presentar ¿Aún podemos entendernos? Conversaciones sobre el encaje de Cataluña en España (Planeta), que recoge las conversaciones entre González, el exportavoz de CiU en el Congreso, Miquel Roca, y el periodista Lluís Basset. Sin embargo, no comparte la decisión final de Zapatero.

"Yo no hubiera planteado una decisión de ese tipo al Comité Federal", señaló el otrora líder del PSOE, desmarcándose del proceso de primarias que "ya está abierto" de facto, aunque formalmente no está convocado. González se mostró partidario de que el máximo órgano del partido entre congresos "hubiese tomado la decisión" sobre el sucesor en ese momento o en una semana a más tardar. El expresidente apuntó que esa técnica, "que se llama abrir y cerrar el melón", hubiese sido mejor.

El relevo generacional y los problemas de liderazgo político son dos de las cuestiones que abordan González y Roca en un libro que, más que ver el encaje de Catalunya en España, ha resultado una reivindicación de la política y de la Transición. De hecho, ambos coinciden en resaltar la falta de liderazgo actual en contraposición a esa época que ellos protagonizaron.

No es cuestión de edad, matizó González, poniendo el énfasis en que en "la crisis de gobernanza es una realidad incontestable la perdida de autoritas" de los políticos actuales.

En este sentido, Roca puso el acento en que "liderar no es sólo salir en la tele". Para el abogado catalán, no se puede ser líder "sin cargar con la impopularidad" que genera. También resaltó que "el liderazgo requiere de un proyecto" y recordó que "pactar es de valientes".

El papel de España

Los dos políticos dieron respuesta al interrogante del título sobre si pueden entenderse. "Nos ha costado encontrar puntos de desencuentro no superables", resaltó González. Y esto, según Roca, se debe a su disposición a dialogar, como demostraron en los setenta. Algo que echa en falta ahora por la "tendencia cainita de la política española", donde se trata de evitar que gane el otro antes que presentar un proyecto.

González mira con nostalgia a la Transición, cuando "la inmensa mayoría estaba por dialogar". Y con preocupación al futuro, pero no porque pueda ganar la derecha, sino porque gobierne "por desgaste del contrario sin una propuesta alternativa".

Noticias Relacionadas