Martes, 12 de Abril de 2011

La faloteca islandesa ya tiene un pene humano

Como había prometido, un anciano de 95 años ha donado a su muerte su propio miembro para la colección del Museo del Pene de Husavik

PUBLICO.ES ·12/04/2011 - 19:39h

Colección de penes en el museo.

Pall Arason, un hombre que falleció a los 95 años, ha donado su pene para que forme parte de la colección permanente del Museo del Falo en la ciudad de Husavik en Islandia.

El centro que acoge penes de un gran número de animales salvajes, amplía así su colección con un ejemplar de pene humano, que ahora se convertirá en la principal atracción del museo para los visitantes que vienen de todo el mundo.

Sigurdur Hjartarson, que dirige el Museo del Falo en este pequeño pueblo de pescadores de Islandia, detalla que el órgano de Arason ayudará a completar la amplia colección de falos de cetáceos, focas, osos y otros mamíferos.

Desde su fundación, el museo aún no había contado con un ejemplar de pene humano, hasta la llegada del falo de Arason, que en vida era amigo de Hjartarson y prometió desde siempre donárselo cuando muriera.

El director médico del hospital de Akureyri, donde falleció Arason, fue el encargado de certificar que la operación de amputación del miembro del cuerpo sin vida de Arason se llevó a cabo en enero bajo la supervisión de un médico en una morgue local.

Esta faloteca cuenta en la actualidad con más de 150 penes de prácticamente todas las especies mamíferas, terrestres y marítimas de la fauna islandesa. La colección tiene ejemplares de quince especies de ballenas, un ejemplar de oso polar, ejemplares de siete especies de focas y morsas y ejemplares de diecinueve especies de mamíferos terrestres.