Martes, 12 de Abril de 2011

ACTUALIZA 1-Japón eleva crisis nuclear a mismo nivel Chérnobil

Reuters ·12/04/2011 - 15:32h

(Actualiza con citas de primeros ministros Kan y Wen Jiabao y hallazgo de estroncio)

Por Shinichi Saoshiro y Yoko Nishikawa

Japón puso el martes su crisis nuclear al mismo nivel que el peor desastre atómico del mundo, Chernóbil, después que nuevos datos mostraron que la radiación filtrada inicialmente de la planta dañada por el terremoto fue mayor de lo pensado.

Funcionarios japoneses dijeron que demoraron tiempo en medir la radiación de la planta después del masivo terremoto y tsunami del 11 de marzo y que la actualización en el nivel de seguridad no significa que la situación se haya vuelto repentinamente más crítica.

"La situación en la planta Fukushima Daiichi se está estabilizando lentamente, paso a paso, y la emisión de sustancias radiactivas está en una tendencia declinante", dijo el primer ministro, Naoto Kan, en una rueda informativa el martes.

Kan dijo que quería pasar de la fase de respuesta de emergencia a la de reconstrucción a largo plazo.

"Ha pasado un mes. Tenemos que dar pasos hacia la restauración y la reconstrucción", añadió.

También llamó a los partidos de la oposición, cuya ayuda necesita para aprobar leyes en un Parlamento que está dividido, a participar en el diseño de planes de recuperación.

Los eventos de los últimos días sugieren que el operador de la planta dañada no está aún cerca de restaurar los sistemas de enfriamiento de los reactores, críticos para bajar la temperatura de barras de combustible nuclear sobrecalentadas.

El martes a última hora, el Ministerio de Ciencia de Japón dijo que se hallaron pequeñas cantidades de estroncio, uno de los elementos radiactivos más dañinos y duraderos, en el suelo cerca de Fukushima Daiichi.

Hidehiko Nishiyama, vice director general de la Agencia de Seguridad Nuclear e Industrial de Japón (NISA, por su sigla en inglés), dijo que en base a los niveles acumulativos de radiación liberada, la severidad del incidente fue elevada de 5 a 7, la más alta en una escala reconocida internacionalmente.

Eso colocó a la crisis japonesa a la par del desastre de Chernóbil, ocurrido en 1986 en Ucrania.

Desde el impacto del sismo no se han reportado muertes relacionadas con la radiación y sólo 21 trabajadores de la planta han sido afectados con dolencias leves vinculadas a la emisión, segín el jefe de gabinete Yukio Edano.

"Aunque el nivel ha sido elevado a 7 hoy, no significa que la situación es hoy peor que ayer. Significa que el evento como un todo es peor de lo que se creyó en un principio", dijo el experto nuclear John Price, ex miembro de la Unidad de Política de Seguridad de la Corporación Nacional Nuclear de Gran Bretaña.

NO SE COMPARA CON CHERNOBIL

Un incidente de nivel 7 implica una liberación importante de radiación con efectos extendidos para la salud y el medioambiente, mientras que uno de nivel 5 involucra una liberación limitada de material radiactivo, con varias muertes, de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por su sigla en inglés).

Sin embargo, varios expertos dicen que la nueva calificación exagera la verdadera severidad de la crisis y que el incidente no se compara con el desastre de Chernóbil, que liberó radiación sobre gran parte de Europa.

Aun así, el incremento en el nivel de severidad enfatiza el riesgo de la tensión diplomática con los vecinos de Japón sobre la contaminación radiactiva.

El primer ministro chino, Wen Jiabao, dijo a Kan el martes que estaba "preocupado" por la emisión de radiación sobre el océano.

"Si Japón maneja mal este tema, sobre todo si para resolver sus propios problemas afecta la seguridad de los países vecinos, entonces habrá un efecto negativo en las relaciones a nivel gubernamental y público", dijo Sun Cheng, especialista en política japonesa y relaciones chino-japonesas de la China University of Political Science and Law en Pekín.

Pero aclaró que la preocupación china aún no ha llegado a ese punto.

China y Corea del Sur ya habían criticado la decisión del operador de la planta de verter agua contaminada al mar, un proceso que ya terminó.

El triple desastre es la peor crisis que golpea a Japón desde la II Guerra Mundial, luego de que un terremoto de magnitud 9 y un enorme tsunami impactaron la costa noreste del país dejando casi 28.000 muertos o desaparecidos y sacudiendo a la tercera economía más grande del mundo.

La NISA dijo que la cantidad de radiación liberada a la atmósfera desde la planta, ubicada 240 kilómetros al norte de Tokio, fue de cerca de un 10 por ciento la de Chernóbil.

"La radiación liberada a la atmósfera alcanzó un máximo desde el 15 al 16 de marzo. La radiación continúa saliendo, pero la cantidad ahora ha caído considerablemente", dijo Nishiyama, de NISA.