Martes, 12 de Abril de 2011

Varios detenidos por el atentado en el metro de Minsk

Los autores "querían matar a tanta gente como fuera posible"

PIOTR KOWALSKI ·12/04/2011 - 13:10h

La policía bielorrusa detuvo a varias personas sospechosas de haber participado en el atentado terrorista con bomba cometido el lunes en el metro de Minsk, que causóuna docena de muertos y 151 heridos. El ataque se produjo en plena hora punta en la céntrica estación de Oktiábrskaya,cuando miles de personas volvían a sus domicilios de sus lugares de trabajo.

El fiscal jefe y responsable del equipo de investigación del atentado, Andréi Shved, descartó que la explosión hubiera sido causada por un "terrorista suicida", que suele ser el modus operandi de ciertos grupos islamistas radicales. Asimismo, detalló que la bomba llevaba bolas de acero, trozos de metal y clavos en su interior y que su potencia era equivalente a unos 3 kilos de trilita. Por su parte, el ministro de Interior, Anatoly Kuleshov, dijo que la bomba tenía la intención de "matar a tanta gente como fuera posible".

La bomba llevaba en su interior bolas de acero, trozos de metal y clavos

De origen desconocido

"Es la primera vez que nos topamos con semejante fenómeno terrorista. Con casi toda probabilidad se trató de un artefacto activado por radio", indico el fiscal, quien también informó de que, de momento, nadie se ha atribuido la autoría del atentado.

El jefe del KGB (servicios secretos bielorrusos), Vadim Zaïtsev, informó de que las fuerzas de seguridad buscan a un hombre de rasgos "no eslavos", sospechoso de haber participado en el atentado. Andréi Shved señaló que 11 de las víctimas mortales "murieron en el acto y otra murió en el hospital", mientras 151 heridos aún están ingresados en centros hospitalarios de Minsk, 40 en estado grave y 58 de gravedad media.

Se descarta que la explosión fuera causada por un terrorista suicida

Siguiendo la misma línea que manifestó el lunes el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, el fiscal jefe se mostró convencido de que el objetivo de los terroristas "es claro: desestabilizar el país".

Advertencia a la oposición

Tras el atentado, Lukashenko,que gobierna el país con mano de hierro desde hace 17 años, declaró que no descarta que los autores del atentado "vengan del extranjero, aunque también tenemos que mirar en casa".

El líder bielorruso, considerado el último dictador de Europa, llamó a desenmascarar a quién le conviene "tirar por tierra la tranquilidad y estabilidad del país", lo que podría interpretarse como un ataque indirecto a la débil oposición bielorrusa, que hasta la fecha no ha recurrido al terrorismo.

Noticias Relacionadas