Archivo de Público
Martes, 12 de Abril de 2011

Los casos de abusos sexuales en iglesias de EEUU subieron en 2010

Según un informe elaborado por la Conferencia Episcopal estadounidense, las acusaciones ascienden un 8% respecto a 2009

PABLO MACHUCA ·12/04/2011 - 11:20h

Los casos de abusos sexuales en iglesias de Estados Unidos subieron un 8% en 2010.

Los obispos de Estados Unidos han hecho balance del número de acusaciones de abusos sexuales a menores recibidas durante el año 2010. En un informe anual elaborado por la Conferencia Episcopal estadounidense, los prelados reconocen que el número de casos aumentó el pasado año en un 8%

Según los datos ofrecidos y que pueden verse en la web de la institución, en 2010 el número de acusaciones contra miembros del clero ascendió a 428, frente a los 398 del 2009. Además, el número de clérigos acusados ascendió en un 4%, de los 286 de 2009 a 345 en 2010. Del total de denuncias en 2010, solo un 2% (siete casos) eran aún menores de 18 años cuando denunciaron los abusos, mientras que el resto ya eran adultos cuando lo hicieron. 

El estudio también revela las épocas en las que los abusos fueron cometidos. Dos tercios de ellas (el 66%) ocurrieron o comenzaron entre 1960 y 1984, siendo entre 1970 y 1974 la época en la que más casos tuvieron lugar, de entre los denunciados en 2010.

El 82% de las víctimas de 2010 eran hombres

La Conferencia Episcopal de Estados Unidos también detalla el género de los abusados, mayoritariamente hombres. Según los datos, el 82% de las víctimas eran hombres (345) frente al 18% que eran mujeres (76 víctimas). Esta proporción es parecida a la de 2009 (83% hombres, 17% mujeres).  

Sobre los miembros del clero acusados, el 81% estaban ordenados en las diócesis donde los denunciantes indicaron los abusos, el 5% eran sacerdotes o diáconos y solo un 3% eran sacerdotes externos que servían en las diócesis temporalmente. Según la Iglesia, tres cuartos de los miembros de la curia acusados e identificados (el 76%, concretamente), ya habían sido expulsados de sus ministerios cuando recibieron la acusación, mientras que un 4% fueron expulsados en 2010. Nueve de los acusados volvieron al servicio religioso después de que "se solucionasen" sus casos, quedando aún 114 pendientes de investigación. Sin embargo, 17 de los acusados siguen aún en activo.

La mayoría de los casos de abusos se perpetraron entre 1960 y 1984

En su defensa, la Conferencia Episcopal estadounidense afirma que 71 acusaciones de las 428 recibidas en 2010 no tenían fundamento o fueron falsas.

Más de 123 millones en abusos     

Sin embargo, el informe no se queda tan solo en las acusaciones, sino que también profundiza en el coste que le supone a la Iglesia estadounidense los abusos sexuales perpetrados por sus miembros durante décadas. 

Este coste superó los 123 millones de dólares en 2010, un dinero que incluye los gastos derivados de acusaciones previas a este año. El 57% de este montante se dedicó a acuerdos jurídicos. 

Comparado con el año anterior, el gasto en solucionar las denuncias por abusos mediante acuerdos se incrementaron en un 28%, mientras que la Iglesia de Estados Unidos se gastó un 18% más en abogados.