Archivo de Público
Martes, 12 de Abril de 2011

El IPC sube el 0,7% en marzo y la tasa interanual mantiene el 3,6%

Los alimentos y las bebidas no alcohólicas son los productos que más han subido de precio

EFE ·12/04/2011 - 09:16h

El índice de precios de consumo (IPC) subió el 0,7 % en marzo y situó la tasa interanual en el 3,6 %, la misma que en febrero, dato que coincide con el indicador adelantado del IPC publicado el pasado 30 de marzo.

Según el INE, en la variación anual destaca el aumento de tres décimas, hasta el 1,8 %, en la tasa de alimentos y bebidas no alcohólicas, debido a la subida de los precios del café, cacao e infusiones y frutas frescas.

En cambio, el grupo de ocio y cultura descendió ocho décimas, lo que situó su tasa anual en el -1 %.

Además, la inflación subyacente, que excluye los alimentos no elaborados y los productos energéticos, disminuyó una décima, hasta el 1,7 %, mientras que el índice de precios de consumo armonizado (IPCA) también descendió una décima respecto al mes anterior y situó su tasa anual en el 3,3 %.

En cuanto a la evolución mensual, destacaron las subidas del vestido y calzado (3,6 %), transporte (1,5 %), otros bienes y servicios (0,5 %), vivienda (0,4 %), alimentos y bebidas no alcohólicas (0,3 %), y hoteles, cafés y restaurantes (0,3 %).

Por comunidades autónomas, la mayoría incrementó su tasa anual en una décima o la mantuvo respecto al mes anterior. Las que aumentaron una décima fueron Andalucía (3,8 %), Aragón (3,5 %), Canarias (2,9 %), Cantabria (3,9 %), Castilla y León (3,9%), Castilla-La Mancha (4,2 %), Comunidad Valenciana (3,6 %), Extremadura (3,7 %), Navarra (3,6 %) y La Rioja (3,8 %). El mayor descenso de la tasa anual lo registró Baleares (3 %) con una bajada de tres décimas.

Campa dice que la inflación se moderará a partir de julio

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ha afirmado que a partir de julio la inflación se moderará y añadió que lo que está contribuyendo al alza del IPC son las subidas de la luz, del impuesto sobre el tabaco y del IVA, cuya influencia de este último componente desaparecerá en julio.

Campa destacó que esta tasa se ve influida por el precio de los combustibles, que han aumentado el 20 %, y por los bienes alimentarios sin elaboración ni productos energéticos, que han crecido el 12,8 %.

El secretario de Estado subrayó que no se está produciendo una pérdida de competitividad de la economía española, ya que ese diferencial es consecuencia de la volatilidad de los precios de la energía y de la subidas del IVA y de los impuestos especiales, que son sobre el consumo y por lo tanto no afectan a la competitiviad.

Asimismo, afirmó que sería deseable que estos dos aspectos no produzcan efectos de segunda ronda en los precios.

Sobre la reciente subida de tipos de interés llevada a cabo por el BCE para controlar la inflación, Campa indicó que es consecuncia de unas mejores previsiones de crecimiento mundial, que ayudan a generar confianza y a reducir el diferencial de la prima de riesgo de España, con la importancia que esto tiene para disminuir el coste de la financiación de la economía española.