Martes, 12 de Abril de 2011

La izquierda abertzale rechaza el tiroteo de ETA por "inaceptable"

Cree que "no es compatible" con el alto el fuego y pide a la banda "medidas" para evitar "sucesos como este"

GUILLERMO MALAINA ·12/04/2011 - 01:00h

Urizar, Aizpurua y Matute, ayer en San Sebastián.

La izquierda abertzale calificó ayer de "sumamente grave", "incomprensible" e "inaceptable" el "tiroteo" registrado el sábado en un control policial en Francia, donde dos presuntos miembros de ETA, arrestados ya el domingo, hirieron a un gendarme. En un comunicado, mostró su rechazo a lo ocurrido e hizo un "llamamiento" a la banda armada para que ratifique los compromisos de su declaración de alto el fuego y, además, adopte "medidas" para evitar "sucesos como este".

La izquierda abertzale hizo público su comunicado por la tarde en medio de la polémica política suscitada, con Bildu en el centro de la diana, a raíz del primer enfrentamiento con disparos entre ETA y fuerzas policiales desde la apertura del alto el fuego "general, permanente y verificable", el pasado 10 de enero. La respuesta de este sector político ilegalizado en Euskadi supone una ratificación de su apuesta por las vías exclusivamente políticas y va, incluso, más allá del comunicado emitido el domingo por Bildu, la coalición electoral integrada por EA, Alternatiba, la plataforma Herritarron Garaia e independientes abertzales y de izquierdas. Bildu también rechazó en su escrito el tiroteo, pero los gobiernos vasco y central, así como el PSOE y el PP, le restaron credibilidad y centraron sus críticas en que lo denominara "incidente" para arremeter contra la nueva marca electoral, que concurrirá el 22 de mayo en el País Vasco y Navarra. Ante las acusaciones recibidas, Bildu salió ayer al paso, insistió en su rechazo al tiroteo y dijo, además, que este iba contra el propio Acuerdo de Gernika, su hoja de ruta para un proceso de paz.

El comunicado de la izquierda abertzale ratifica su apuesta por la vía política

En medio de esta polémica, se conoció el comunicado de la izquierda abertzale. "Calificamos como sumamente grave lo ocurrido. Los compromisos adquiridos por ETA con el alto el fuego no son, en absoluto, compatibles con el tiroteo, siendo incomprensible e inaceptable lo acontecido. Así, la izquierda abertzale lo rechaza, tanto por su gravedad como porque entorpece la nueva fase abierta en Euskal Herria", señaló.

Este sector político ilegalizado en el País Vasco y Navarra ratificó a continuación su "firme compromiso" con el Acuerdo de Gernika, y sostuvo que, desde "el respeto y la consideración" al pueblo vasco, hará "todo lo que esté" en sus "manos" para desarrollar el nuevo proceso hasta llegar a "un escenario libre y democrático". Y, sobre esta premisa, realizó sendos "llamamientos" a ETA y al Gobierno.

En primer lugar, la izquierda abertzale reclamó a la banda que "se ratifique en los compromisos de alto el fuego y tome medidas para evitar que se repitan sucesos" como este tiroteo. En su último comunicado, del 27 de marzo, la organización armada ratificó el alto el fuego y anunció su disposición a aceptar un "mecanismo informal" para verificar el mismo, dada la negativa de España y Francia a participar de un modo formal. En segundo lugar, la izquierda abertzale hizo un "llamamiento al Gobierno español para que de una vez responda a las exigencias de este pueblo y se comprometa con las vías y medios democráticos, cesando toda represión". El Acuerdo de Gernika plantea como principales reclamaciones al Ejecutivo de Zapatero la legalización y el final de la dispersión de los presos de ETA.

Cree que este tiroteo «entorpece» la nueva fase y que es "incomprensible"

Por último, la izquierda abertzale hizo una "petición" sobre la base de su apuesta por las vías políticas en exclusiva: "Ya que la nueva era abierta en nuestro pueblo no tiene vuelta atrás, consideramos que es necesario crear cuanto antes la Comisión de Verificación" del alto el fuego. En este cometido trabaja ya el Grupo Internacional de Contacto de Brian Currin.

Bildu replica al Gobierno

Bildu clarificó más su postura en una comparecencia en San Sebastián. Pello Urizar, secretario general de EA; Oskar Matute, portavoz de Alternatiba, y Mertxe Aiz-purua, representante de los independientes, apuntaron que el tiroteo "es contrario" al Acuerdo de Gernika", y lamentaron que su "rechazo" sea "insuficiente", cuando "el rechazo de los demás es suficiente". "Son comentarios malintencionados para desprestigiar nuestra apuesta política y colgarnos la mancha de la sospecha", replicó Matute ante las críticas.

Urizar agregó en esa línea que, "por primera vez en la historia de Euskal Herria, todas las fuerzas políticas tenemos claro que la única apuesta es por las vías políticas".

En Pamplona, el líder de Aralar y portavoz de NaBai, Patxi Zabaleta, también consideró el tiroteo un "incidente", pues "no es un atentado premeditado", pero lamentó que ETA "aún no ha cumplido el Acuerdo de Gernika".

Noticias Relacionadas