Lunes, 11 de Abril de 2011

Clinton insiste en que Gadafi debe abandonar el poder y Libia

EFE ·11/04/2011 - 15:11h

EFE - El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, da una rueda de prensa en la sede de la OTAN en Bruselas (Bélgica).

La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, dijo hoy que en Libia debe haber una transición que refleje la voluntad del pueblo y reiteró su posición de que el líder libio, Muamar el Gadafi, debe abandonar el poder y el país.

En declaraciones a periodistas tras reunirse con el ministro finlandés de Asuntos Exteriores, Alexander Stubb, Clinton no quiso entrar a valorar la propuesta mediadora de la Unión Africana (UA) para buscar una salida negociada al conflicto en el país magrebí, y dijo que prefería esperar a recibir una valoración completa de la delegación de líderes africanos que han viajado a Trípoli y Bengasi.

"Hemos dejado muy claro que queremos ver un alto el fuego. Queremos ver que las fuerzas del régimen libio se retiren de las áreas que han tomado por la fuerza. Queremos ver que se reanuden los servicios de abastecimiento de agua y electricidad, entre otros, en las ciudades que han sufrido la brutalidad de las fuerzas de Gadafi", señaló la jefa de la diplomacia estadounidense.

"Esos términos no son negociables", insistió.

Lo que no incluyó en la lista de condiciones innegociables es el futuro de Gadafi, algo que algunos medios estadounidenses han interpretado inmediatamente como una posible señal de flexibilidad.

"Pensamos también que debe haber una transición que refleje la voluntad de los libios y que Gadafi debe abandonar el poder y Libia", reiteró, no obstante.

Por su parte, Stubb consideró "muy importante" que la Unión Europea (UE) siga involucrándose, por ejemplo, en un posible diálogo político entre los libios.

"Habrá una vida después de Gadafi y la UE debe estar preparada para ello", señaló.

El dictador libio, Muamar el Gadafi, ha aceptado la hoja de ruta propuesta por la UA, anunció el domingo el presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, según informó la cadena catarí Al Jazera.

La UA pretende un alto el fuego con los rebeldes, la creación de corredores para facilitar la entrega de ayuda humanitaria y la apertura del diálogo entre el régimen de Gadafi y los alzados en armas.

La delegación está integrada por los presidentes de Mali, Amadu Tumani Touré; Sudáfrica, Jacob Zuma; República del Congo, Denis Sassu Nguesso, y Mauritania, Mohamed Uld Abdelaziz, así como por el ministro ugandés de Asuntos Exteriores, Sam Kutesa.

Los delegados de la UA viajaron seguidamente a Bengasi, principal bastión de los rebeldes, para entrevistarse con miembros del Consejo Nacional de Transición (CNT), cuyo máximo líder rechazaba tajantemente el alto el fuego inmediato incluido en la hoja de ruta.

El presidente del CNT, Mustafá Abdelyalil, aseguró hoy que los rebeldes libios "no negociarán la sangre de sus mártires" y subrayó que Gadafi y sus hijos "deben irse inmediatamente".

Recalcó que no aceptarán ninguna solución que no incluya "todas las demandas básicas del pueblo libio".