Martes, 12 de Abril de 2011

Cayo Lara: la instrucción de la jueza Alaya "está dejando que desear"

El líder de IU denuncia que Torrijos, que aún no tiene el auto, es víctima de un "juicio paralelo" // Insiste en que la federación no actuará de forma "temeraria" contra el primer teniente de alcalde de Sevilla

JUANMA ROMERO ·12/04/2011 - 00:30h

MÓNICA PATXOT - Cayo Lara, ayer lunes en la sede federal de Izquierda Unida, durante la rueda de prensa que compartió con el secretario de Medio Ambiente, Adolfo Barrena.

“¿Qué delito se le imputa? ¿Alguien lo sabe?”. Cayo Lara respondió ayer como un resorte cuando, en rueda de prensa en la sede federal de Izquierda Unida, se le preguntó por el caso Torrijos. La formación no ha movido su posición respecto al imputado primer teniente de alcalde de Sevilla –tampoco ayer–, pero sí censuró a la jueza instructora, titular del Juzgado número 6 de Sevilla. Tras expresar su “respeto permanente a la Justicia”, el coordinador recalcó que la actuación de Mercedes Alaya “está dejando mucho que desear”, pues aún no ha notificado al edil la imputación y los delitos que le atribuye. No explicitó, sin embargo, si intuye alguna intención política en el modo de obrar de la magistrada. Días atrás, el alcalde de Córdoba, Andrés Ocaña, ya había denunciado “cierta inquina” de Alaya hacia IU.

Fue el jueves cuando se conoció que Alaya imputaba al concejal Antonio Rodrigo Torrijos, candidato a la alcaldía de Sevilla y vicepresidente de Mercasevilla hasta el pasado septiembre. En concreto, le acusó por la adjudicación presuntamente fraudulenta de unos suelos de la lonja a Sanma a través de un concurso, y por los que la empresa pagó 106 millones de euros, frente a los 158 que ofreció Noga. Es decir, que el Ayuntamiento salió perdiendo dinero.

No hay “opinión” formada

Torrijos ya advirtió el viernes de que no dimitiría. No incumplía, insistió, el código ético federal de IU, que exige la retirada de los candidatos “imputados y procesados”.

Lara se mostró “indignado” por que el edil no tenga en su poder el auto, de modo que se le está haciendo ya “un juicio paralelo”, lo que daña su “honorabilidad”. La falta de comunicación formal de Alaya siguió sirviendo a IU de excusa para no aclarar cómo procederá contra Torrijos. Incidió en que hasta que no haya notificación, no habrá una “opinión consolidada” de IU, pues lo contrario sería una “temeridad”. “No queremos ser parte de este circo mediático” que de momento ha logrado que el concejal se halle “socialmente condenado”, reprendió.

El líder quiso enviar un mensaje de firmeza, aunque sin concreción: “Lo que dice el código de IU es taxativo y se llevará hasta sus últimas consecuencias”. El decálogo federal, indicó, prevalece además sobre el texto andaluz, que exige la dimisión de los candidatos si son “imputados” por corrupción. Lara añadió que no le “preocupa” un eventual castigo electoral porque IU siempre ha alzado la bandera anticorrupción. Recordó de hecho que él mismo y el alcalde de Seseña (Toledo), Manuel Fuentes, se han sentado en el banquillo acusados por un presunto corrupto, el constructor Francisco Hernando, El Pocero. Al final, introdujo una reflexión de calado: lo "terrorífico y dramático" es que los ciudadanos no reaccionen ante los casos de corrupción. Es el caso del PP, un partido "con muchísimos imputados y procesados".  

Por otro lado, IU negó ayer que el Juzgado de instrucción número 13 de Sevilla comunicara a Torrijos su imputación por coacciones en el ámbito laboral, informa Raúl Bocanegra.

Noticias Relacionadas