Lunes, 14 de Enero de 2008

Colom jura como presidente de Guatemala y agradece el giro hacia la socialdemocracia

EFE ·14/01/2008 - 16:48h

EFE - El nuevo presidente de Guatemala, Álvaro Colom, pronuncia un discurso luego de haber tomado posesión de su cargo, durante la ceremonia de investidura en la Gran Sala del Teatro Nacional Miguel Ángel Asturias, en Ciudad de Guatemala.

El ingeniero Álvaro Colom juró hoy como presidente de Guatemala y agradeció a Dios y a su pueblo por el "milagro político" que permitió un giro hacia la socialdemocracia en su país tras 50 años de gobiernos de derecha.

El cambio, declaró, le permitirá iniciar un Gobierno con "responsabilidad económica" y encaminado a la "reducción de la pobreza".

"La justicia -añadió- es el alma de un pueblo".

Con voz entrecortada, al pronunciar su primer discurso como presidente, Colom dio gracias a Dios "por permitir que Guatemala llegue a una nueva etapa, de cambio y transformación".

"Nuestro frágil sistema político permitió un milagro el 4 de noviembre. A pesar de todo ganamos", señaló Colom emocionado que repitió gracias a Dios y "al pueblo de Guatemala".

Entre aplausos, el gobernante precisó que ahora "le toca a Guatemala, por primera vez en 50 años, un cambio hacia un gobierno socialdemócrata, con enfoque social".

Destacó la "madurez y profesionalismo" con los que el Gobierno saliente supo hacer "una transición, y permitir que ese cambio se inicie hoy mismo en una forma ordenada y civilizada".

"Gracias presidente (Óscar) Berger. Efectivamente, como señaló, no somos del mismo partido, pero somos guatemaltecos ambos", puntualizó, al hacer alusión al discurso que minutos antes pronunció su antecesor.

El socialdemócrata juró fidelidad a la Constitución guatemalteca tras haber sido investido como nuevo presidente de este país centroamericano, para el periodo 2008-2012.

Colom, un ingeniero industrial de 57 años de edad, líder y fundador del socialdemócrata partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), se ha convertido en el séptimo civil en llegar al poder por medio del voto popular, desde 1986.

Eduardo Meyer, presidente del Congreso unicameral y correligionario de Colom, fue el encargado de imponerle la Banda, Collar y Botón presidencial al nuevo gobernante, en un acto especial celebrado en el Teatro Nacional "Miguel Ángel Asturias" de la capital guatemalteca.

La entonación de un son precolombino, interpretado por dos músicos indígenas con el tum y la chirimilla, ancestrales instrumentos mayas, sirvieron de fondo al momento en que Meyer imponía las insignias presidenciales a Colom, quien estuvo acompañado de su esposa, Sandra Torres.

La investidura de Colom fue atestiguada por los presidentes de México, Brasil, Ecuador, Venezuela, Colombia, Taiwán, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, así como el Príncipe Felipe de Borbón, representante del reino de España, quienes llegarán al país para ese fin.

También estuvieron presentes en el acto, los miembros del Consejo de Ancianos Mayas, integrado por los líderes espirituales de las diferentes etnias indígenas del país, que basados en sus creencias religiosas, resguarda las costumbres y tradiciones ancestrales.

La ceremonia de investidura de Colom y de su vicepresidente, Rafael Espada, quien hoy cumplió 65 años de edad, se inició con una sesión solemne del Congreso Legislativo, donde tomaron posesión los 158 diputados electos en las elecciones generales del pasado 9 de septiembre.

Colom sucedió en la Jefatura del Estado al conservador Óscar Berger, tras ganar la elección presidencial de segunda vuelta el pasado 4 de noviembre, en la que derrotó al general retirado Otto Pérez Molina del derechista Partido Patriota.

Tras la ceremonia que se celebra en el Teatro Nacional, el presidente ha invitado a una celebración popular en la Plaza de la Constitución, a la que convocó, "a merienda y concierto de marimbas", a unas 30.000 personas.

Recibirá allí la "vara de los pueblos", de parte del Consejo de Ancianos Mayas, convocados a su toma de posesión, y que representan a la más ancestral forma de gobierno de las comunidades indígenas de Guatemala.