Lunes, 11 de Abril de 2011

Paquete de cigarrillos sin marca mejora visibilidad advertencias

Reuters ·11/04/2011 - 15:45h

Por Kerry Grens

Un pequeño estudio realizado en Inglaterra revela que los no fumadores y los fumadores ocasionales prestan más atención a las advertencias de salud en el envoltorio de los cigarrillos sin gráficos de marcas que en aquellos con esos logos.

No obstante, los grandes fumadores parecieron inmunes al cambio de envoltorio.

Esto respalda las iniciativas de algunos países para eliminar las etiquetas de las marcas y reforzar las advertencias en los paquetes de cigarrillos.

El equipo analizó los movimientos oculares de 43 personas mientras miraban paquetes de cigarrillos con o sin información de la marca, y con imágenes sobre advertencias de salud.

Ante los envoltorios con los gráficos y el estilo de texto de cada marca, los no fumadores, los fumadores ocasionales y los fumadores miraban por igual la marca y la advertencia.

En los paquetes con la marca y la leyenda "20 cigarrillos" en letras negras comunes, los no fumadores y los fumadores ocasionales miraban más las advertencias que las marcas. Los no fumadores miraban 16 veces la advertencia de salud y 12 veces la información del producto.

En cambio, los fumadores miraban 13 veces la advertencia de salud y 14 veces la información del producto en los envoltorios sin marcas.

El autor principal del estudio, doctor Marcus Munafo, profesor de la University of Bristol, opinó que los resultados reflejarían la familiaridad de los fumadores con las advertencias. En el Reino Unido, esas imágenes son obligatorias en todos los productos con tabaco.

"La exposición reiterada a las advertencias de salud en los paquetes de cigarrillos haría que los fumadores las ignoren en los envoltorios sin las imágenes de las marcas", dijo.

Por otro lado, los resultados demostrarían que los fumadores prestan más atención a la información sin logos porque no están acostumbrados a verla, indicó el doctor Jim Thrasher, profesor de salud pública de la University of South Carolina que no participó del estudio.

"Eso no significa que la novedad desaparezca y los fumadores presten más atención a las advertencias. No lo sabemos", dijo Thrasher a Reuters Health.

El equipo concluye que, junto con la literatura publicada, estos resultados muestran que es "posible" que los envoltorios sin marcas potencien el impacto de las advertencias de salud en las personas que aun no adquirieron la adicción y que podrían empezar a fumar.

Thrasher consideró importante medir el impacto de las etiquetas de los cigarrillos, en especial cuando los gobiernos están impulsando cambios. "Si estamos elaborando una política de etiquetas saludables, debemos saber más sobre cuál será su efecto de largo plazo", dijo.

Australia es el primer país que impuso el uso de envoltorios sin logos de marcas. En el 2012, los cigarrillos que se vendan en Estados Unidos deberán incluir imágenes sobre los efectos del consumo de tabaco, aunque podrán seguir utilizando los logos de marca.

Steve Callahan, portavoz de Altria, de Philip Morris, sostuvo que la propuesta de modificar los logos en los envoltorios en Estados Unidos generaría reclamos constitucionales.

"Limitaría los derechos de una empresa de comunicar información de la marca a los consumidores", dijo Callahan a Reuters Health, aunque no opinó sobre el estudio publicado en la revista Addiction.

La investigación fue financiada por la Fundación Británica del Corazón, Cancer Research UK, el Consejo de Investigación Económica y Social, el Consejo de Investigación Médica y el Instituto Nacional de Investigación en Salud, de Inglaterra.

FUENTE: Addiction, online 14 de marzo del 2011