Lunes, 11 de Abril de 2011

Hacer "jogging", la medida justa entre correr y caminar

Reuters ·11/04/2011 - 14:49h

Por Dorene Internicola

Correr habitualmente para estar en forma puede ser de gran ayuda para la salud y el bienestar, pero los expertos señalan que por seguridad, quienes practican esta actividad deben controlar el paso y estar atentos a cómo pisan.

"Miren por la ventana y verán personas corriendo con un ritmo lento, mala postura y el talón cayendo pesado sobre el pavimento", dijo Lee Saxby, entrenador que posee una clínica en Londres.

Saxby, autor de un nuevo texto digital llamado "Proprioception: Making Sense of Barefoot Running", señaló que los tres aspectos más importantes para correr saludablemente -ya sea rápida o lentamente- son: la buena postura, un buen ritmo y pisar con el antepié.

"Los seres humanos naturalmente caminarán o correrán. Se camina pisando con los talones, se corre pisando con el antepié", explicó.

"Hacer 'jogging' no es correr lentamente. En realidad es una conducta biomecánica diferente, un híbrido entre una caminata y una corrida. Los corredores de distancia nunca apoyan sus talones", añadió.

Lo que suele faltar a quienes hacen jogging con un calzado lo suficientemente acolchonado, según Saxby, es conciencia corporal de la postura, el movimiento y el equilibrio.

"Hay un patrón natural que es bueno para uno y uno no natural que es malo", indicó el experto.

El doctor Mark Cucuzzella, profesor asociado de medicina familiar de la West Virginia University y corredor de competición durante 30 años, dijo que mientras que los seres humanos caminan con un patrón talón-punta, correr en verdad es como dar una serie de pequeños saltos cortos.

"Los beneficios de caminar o hacer jogging diariamente son enormes, pero necesitamos enseñar a las personas buena mecánica, que es no pisar fuerte sobre los talones", agregó.

Como cirujana ortopédica especializada en medicina del deporta en el Centro Médico Tufts en Boston, la doctora Elizabeth Matzkin ve muchas lesiones por hacer jogging.

Con todo, Matzkin, portavoz de la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos, cree que hacer jogging es una de las maneras más seguras de mantenerse en forma, siempre que se haga a conciencia y gradualmente.

"La regla del 10 por ciento vale tanto para principiantes como para corredores experimentados: uno no debe incrementar la distancia o el tiempo más de un 10 por ciento por semana", explicó la cirujana.

Además, "si uno va a ejercitar regularmente necesita calzado bien estable y acolchonado para absorber el impacto", añadió.

Según Matzking, el calzado deportivo debe ser reemplazado cada unos 480 kilómetros aproximadamente dado que estudios demostaron que pierden alrededor de un 60 por ciento de su capacidad de absorber el impacto.