Lunes, 11 de Abril de 2011

El valencianista Soldado responde a las expectativas y abre las puertas a su consagración

EFE ·11/04/2011 - 11:19h

EFE - El jugador del Valencia Juan Mata celebra tras marcar el segundo gol ante el Villarreal, durante el partido de Liga que disputaron este domingo en el estadio de Mestalla, en Valencia.

Seis goles en dos partidos han servido para devolver a Roberto Soldado la confianza en su capacidad anotadora en la Liga y erigirse como el máximo realizador del Valencia, con lo que ha respondido a las expectativas que generó su fichaje el pasado verano.

El ariete valenciano, el fichaje más caro del club de Mestalla de cara a la actual temporada, tenía ante sí el reto de suplir a un icono del club de Mestalla como David Villa y de demostrar que era capaz de crecer y sentirse importante en uno de los 'grandes' del fútbol español.

Soldado respondió de forma brillante en la máxima competición continental, al anotar seis goles en la Liga de Campeones y erigirse en uno de los máximos realizadores del torneo, tras marcarles tres goles al Bursaspor, en los dos partidos de la fase de grupo, otros dos al Glasgow Rangers y uno al Schalke, en el partido de ida de los octavos de final.

Sus grandes estadísticas en Europa se vieron contrarrestadas por su escasa efectividad en el campeonato liguero, donde tan solo llevaba seis tantos marcados en las veintinueve primeras jornadas del campeonato, mientras que en la Copa del Rey marcó un gol al Villarreal en el campo del Madrigal.

Este rendimiento por debajo de los esperado en la Liga llevó al técnico valencianista Unai Emery a exigirle más y lo hizo públicamente, después de reconocer que en conversaciones privadas ya le había solicitado al futbolista que incrementara sus prestaciones.

En los dos últimos partidos, Soldado ha respondido y ha sido capaz de igualar su anterior contribución goleadora al equipo en Liga con seis nuevos tantos, cuatro ante el Getafe y dos frente al Villarreal, con lo que ha elevado a doce sus registros en el campeonato doméstico.

El partido ante su ex equipo en el Coliseum Alfonso Pérez, que le convirtió en el primer jugador de la historia del Valencia que marcaba cuatro goles a domicilio en la Liga en un solo partido, le permitió romper de forma espectacular su sequía anotadora.

Tras marcar un nuevo doblete el pasado domingo en el duelo autonómico ante el Villarreal, consiguió por primera vez desde que fichó por el Valencia marcar en dos jornadas consecutivas.

Esta circunstancia no ha sido habitual en su carrera, ya que pese a haber disputado más de 130 encuentros en Primera División tan sólo en otras cuatro ocasiones logró ver puerta en dos jornadas seguidas evidenciando una falta de regularidad, que es la que precisamente le ha solicitado su técnico.

Esa ha sido hasta la fecha una de las características del delantero, que ha intercalado partidos en los que ha sido capaz de marcar dos o tres goles con rachas de varios encuentros sin ver puerta.

Por delante le quedan a Soldado siete jornadas para poder conseguir su mejor registro goleador en la elite del fútbol español, tras haber logrado el pasado año en el Getafe veinte goles en la temporada, dieciséis en Liga y cuatro en Copa del Rey.

En la actual campaña, el futbolista lleva diecinueve goles en tres competiciones y de seguir con su actual racha firmaría sus mejores cifras desde que juega en Primera División y abriría las puertas a una próxima temporada que podría ser la de su consagración definitiva como uno de los mejores goleadores españoles.

Tras un año de adaptación al Valencia, el ejercicio venidero se antoja como el definitivo en el que Soldado debe de dar el salto cualitativo que de él se espera y que podría abrirle de nuevo las puertas de la selección española.