Lunes, 11 de Abril de 2011

Los príncipes emprenden viaje a Israel en su primera gira por Oriente Próximo

EFE ·11/04/2011 - 07:38h

EFE - Los príncipes de Asturias. EFE/Archivo

Los príncipes de Asturias serán recibidos por el presidente israelí, Simón Peres, el líder de la ANP, Mahmud Abás, y los Reyes Abdalá y Rania de Jordania durante su primera gira oficial por la región, organizada en torno al 25 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre España e Israel.

Don Felipe y Doña Letizia inauguran hoy en Jerusalén -ciudad a la que llegan esta noche- la agenda de este viaje a Oriente Próximo, que incluye el martes una visita a los Territorios Palestinos, donde nunca antes había viajado un miembro de la Familia Real española.

Israel observa con normalidad la estancia de algo menos de tres horas prevista por los príncipes en Ramala, donde serán recibidos con los máximos honores por Abás -que se entrevistará con Don Felipe antes de ofrecer un almuerzo a sus invitados- y considera que esta visita se corresponde de forma natural con la relación que España mantiene con la ANP y el pueblo palestino.

Los Reyes no se reunieron con el entonces presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Yaser Arafat, cuando realizaron en 1993 su histórico viaje a Israel -era la primera visita de un jefe de Estado español a este país-, si bien Don Juan Carlos recibió en el consulado de España en Jerusalén a una delegación oficial palestina encabezada por Faisal Huseini.

Acompañados por la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, Don Felipe y Doña Letizia serán recibidos hoy oficialmente por Peres, el mismo político que dio la bienvenida a los Reyes hace casi 18 años como ministro de Exteriores y que ahora, menos de dos meses después de visitar oficialmente España, se entrevistará con el Heredero de la Corona española como jefe del Estado israelí.

Tras una visita al Museo de los Héroes y Mártires del Holocausto, los príncipes se desplazarán a Tel Aviv para conocer una exposición de diseño digital financiada por la Casa Sefarad-Israel y ofrecer una recepción a la colonia española residente en este país.

Don Felipe y Doña Letizia volverán a reunirse con su anfitrión en una cena oficial y el príncipe se entrevistará al día siguiente con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, quien ha expresado recientemente su deseo de viajar a España este año acompañado de su padre, Ben Tzión Netanyahu, de 101 años, un renombrado historiador y reconocido analista de los orígenes de la Inquisición española.

Una visita al Museo de Israel cerrará la agenda en este país y dará paso a la breve etapa palestina del viaje, tras la que los príncipes se desplazarán a Ammán, donde se encontrarán el mismo martes con los Reyes de Jordania en una cena privada organizada en el Palacio Real y de la que no está previsto que haya imágenes fotográficas ni de televisión.

No es seguro que Abdalá II y la Reina Rania coincidan con sus invitados en ningún otro punto de la agenda de Ammán, que el miércoles incluye visitas al Parlamento y al Museo Memorial de los Mártires, un encuentro del Príncipe con el primer ministro, Maruf Bajit, y un almuerzo oficial ofrecido por algún miembro de la familia real jordana aún sin precisar.

Una intervención de Don Felipe ante profesores y estudiantes de la Universidad y una recepción a la colonia española completan ese día el programa oficial de esta estancia en Ammán, que tiene lugar cinco años después de la última visita a Jordania de Don Juan Carlos y Doña Sofía y que concluirá el jueves tras un desayuno de trabajo con representantes del mundo económico de los dos países.

El origen de esta gira, que no persigue objetivos políticos, es una invitación de la presidencia israelí con ocasión del 25 aniversario del inicio de las relaciones diplomáticas bilaterales, a la que se sumaron las cursadas por el líder palestino y el rey de Jordania, único país monárquico de la región, que el Príncipe no visitaba oficialmente desde 1999.

En el caso de Israel, la apretada agenda oficial de los príncipes no ha permitido incluir finalmente la visita al Instituto Weizmann de Ciencias de Rehovot y el encuentro con cinco científicos israelíes galardonados con el Premio Nobel que deseaban haber organizado los anfitriones, según han explicado fuentes de su embajada en España.