Lunes, 11 de Abril de 2011

Mubarak aparece por primera vez desde su caída

El expresidente de Egipto Hosni Mubarak ha roto un silencio de dos meses para defenderse a sí mismo

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·11/04/2011 - 01:00h

El expresidente de Egipto Hosni Mubarak ha roto un silencio de dos meses para defenderse a sí mismo y a su familia de las repetidas acusaciones que circulan por el país en el sentido de que todo el clan robó enormes cantidades de dinero de las arcas públicas durante la tres décadas que estuvo al frente del régimen.

Las palabras de Mubarak, que difundió ayer la cadena de televisión Al-Arabiya solo en sonido, llegaron el mismo día que el fiscal general anunció que le citará a declarar por apropiación de fondos públicos y por la muerte de manifestantes. Mubarak se encuentra recluido en una casa de Sharm al-Sheij, en la península del Sinaí, junto con su familia bajo arresto domiciliario desde que abandonó El Cairo el pasado 11 de febrero.

Con una voz pesada, de ultratumba y casi irreconocible, Mubarak, de 82 años, manifiesta que está preparado para que las autoridades investiguen sus cuentas bancarias y las de sus dos hijos para que prevalezca la verdad y se compruebe que no son ciertas las alegaciones que le atribuyen la posesión de grandes fortunas. Según Mubarak, él solo tiene una cuenta bancaria en Egipto y ninguna en el extranjero.

"Acusaciones infundadas"

"Me ha causado dolor, y todavía me lo causa, el hecho de que mi familia y yo tengamos que enfrentarnos a injustas campañas y acusaciones infundadas que buscan dañar mi reputación, mi integridad y mi pasado militar y político", dice Mubarak en el mensaje que según Al-Arabiya se grabó un día después de la gran manifestación del viernes en El Cairo, en la que se pidió su procesamiento y el de su familia por fraude y enriquecimiento ilícito.