Lunes, 14 de Enero de 2008

El globo de oro más desinflado

ROSA GAMAZO ·14/01/2008 - 23:52h
Estaba cantado, sólo faltaba el niño del colegio de San Ildefonso para anunciarlo. Javier ha conseguido su primer Globo de Oro, y el primero de un actor español. Su interpretación de Anton Chigurh en No es país para viejo, le ha valido su primer premio "glamouroso" deslucido, eso sí, por una gala en que no hubo ni botox, ni trajes de diseñadores, ni limusinas. Una simple y parca conferencia de prensa ha sido esta año la encargada de dar alegrías a los ganadores, entre ellos Bardem, en una gala en la que había menos acción que en una carrera de caracoles y en la que la media de edad estaba en los ochenta años.

Después de otras dos nominaciones, Bardem recibe el Globo de Oro aunque haya sido en la gala más deslucida de la historia de los premios.Ahora bien, las cosas quedan cada vez más claras y, eso no hay gala que lo desmienta. Como dice Dave Krager de la revista Entertainment Weekly, Javier es "intocable en su nominación a los Oscar".

Ningún actor se ha atrevido a aparecer por la conferencia. Al fin y al cabo sin historias no hay películas ni series, ni....Hollywood. Este deslucimiento es otra de las consecuencias de la huelga que le ha costado a Hollywood 1.4 billones de dólares. Aparte de las cifras millonarias perdidas, los Oscar se perfilan como la próxima víctima apetecible. ¿Qué ocurrirá? Como mínimo, ha sido una demostración de fuerza.