Domingo, 10 de Abril de 2011

Israel y Hamás se acercan a un alto el fuego en Gaza

La Liga Árabe quiere imponer una zona de exclusión aérea sobre la Franja

EUGENIO GARCÍA GASCÓN ·10/04/2011 - 22:22h

Netanyahu visita, junto a soldados israelíes, el sistema antimisiles Cúpula de Hierro en Ashkelón. - EFE

Israel y Hamás parecen estar dispuestos a devolver la calma a la región, al menos según los mensajes que se han intercambiado las dos partes, aunque de momento no se han detenido los ataques que unos y otros reanudaron el pasado jueves y que han costado la vida a 19 palestinos, entre civiles y milicianos.

El primer ministro israelí, Binyamin Netanyahu, visitó por la tarde una batería de sistemas antimisiles Cúpula de Hierro cerca de la ciudad costera de Ashkelón y sugirió que Israel está preparada para un alto el fuego, pero responderá de una manera muy dura si Hamás continúa disparando sus cohetes y granadas de mortero.

"Si ellos dejan de disparar habrá tranquilidad y será bueno", dice Barak

Durante la jornada de hoy, las milicias dispararon una docena de cohetes y granadas, un número sensiblemente inferior al de días anteriores, sin causar daños personales ni materiales. El sistema Cúpula de Hierro neutralizó en el aire uno de los cohetes.

Advertencias de Israel

Más indicaciones de que Israel parece dispuesta a observar un alto el fuego las dio el titular de Defensa, Ehud Barak, quien dijo que si Hamás detenía los ataques también lo haría Israel. "Si ellos dejan de disparar, habrá tranquilidad y será bueno", pero añadió que Israel no tolerará más ataques y actuará en función de lo que hagan las milicias palestinas.

"Si la agresión israelí se detiene, volverá la calma", señala el portavoz de Hamás

Tanto las declaraciones de Netanyahu como las de Barak llegaron después de que Hamás se expresara en el mismo sentido, algo que los fundamentalistas que controlan la franja de Gaza vienen haciendo desde el viernes. Ghazi Hamad, viceministro de Exteriores del Gobierno de Hamás, recalcó que los ataques de Hamás se producen como respuesta a los ataques de Israel contra Gaza o contra sus milicianos.

"Si la agresión israelí se detiene, es natural que la calma se restaure. A la calma se le responderá con calma", dijo el portavoz de Hamás, Sami Abu Zuhri. En repetidas ocasiones, Hamás ha mostrado interés en poner punto y final a la escalada de violencia, pero hasta ahora Israel no había respondido de la misma manera.

En El Cairo, la Liga Árabe dijo que se dirigirá al Consejo de Seguridad de la ONU para que discuta el conflicto y para que declare una zona de exclusión aérea sobre la franja de Gaza, algo que no es probable que ocurra si se tiene en cuenta que EEUU tiene derecho a veto.

Noticias Relacionadas