Miércoles, 3 de Octubre de 2007

La magia del musical "La Bella y la Bestia" regresa a la cartelera madrileña

Agencia EFE ·03/10/2007 - 16:40h

Agencia EFE - Representación hoy para la prensa, en el Teatro Coliseum de Madrid, del musical "La bella y la bestia", montaje que regresará a la cartelera teatral madrileña el próximo 4 de octubre. EFE

Ocho años después de su estreno en España, el musical "La Bella y la Bestia" regresa mañana a la cartelera madrileña de la mano del director norteamericano Glenn Casale y los actores Pablo Puyol, Julia Möller, David Ordinas y Raúl Peña, que la representarán en el teatro Coliseum durante los próximos seis meses.

Tanto el director como los protagonistas se mostraron tranquilos ante el inminente estreno, ya que a lo largo de la semana pasada realizaron nueve ensayos generales con público "y la gente se emocionó mucho", según explicó Casale hoy durante la presentación del espectáculo.

En esta ocasión, David Ordinas toma el relevo de "Il Divo" Carlos Marín en el papel de la Bestia, para el que tiene que empeñar "casi dos horas de caracterización antes de cada actuación", aunque eso no le quita que siga considerando su papel "como una gozada".

Julia Möller es la encargada de dar vida a Bella, papel que ya interpretó hace diez años, y aseguró que en esta ocasión está disfrutando "mucho más porque Bella es más madura y tiene mucha más importancia la interpretación".

El trío de protagonistas lo completa el actor y cantante Pablo Puyol, quien da vida al irreverente Gastón y destacó que este musical "tiene mucha más magia que el musical original, porque los personajes son más cercanos a la realidad".

Precisamente Casale aclaró que cuando le ofrecieron dirigir este proyecto "hace cuatro años" le pidieron "que no fuera una copia del musical de Broadway", a pesar de que éste haya estado durante 14 temporadas en la cartelera teatral neoyorquina, mientras que en Madrid, donde se estrenó en diciembre de 1999, permaneció 27 meses en cartel.

"Así que decidí acudir a la novela original, que es francesa, y que muestra una actitud mucho más madura de los personajes", por lo que esta nueva revisión del musical inspirado en el clásico de Disney "es menos caricaturesca que el original y mucho más humana, aunque sin perder 'la magia de Disney'", aclaró el director.

Incluso Casale quiso recordar cómo la semana pasada, después de uno de los ensayos, "una anciana de más de 70 años me esperó en la calle para decirme, con lágrimas en los ojos, que quería volver a ser niña para creer en el mundo mágico que recrea el espectáculo".

De esa misma magia también habló Raúl Peña, el joven actor que sorprende con su interpretación de Lefou -el pequeño acompañante de Gastón-, quien aseguró que un amigo suyo decidió "pedirle matrimonio a su novia después de ver el musical. A día de hoy ya tienen fecha de boda".