Archivo de Público
Lunes, 11 de Abril de 2011

La lucha por los siete reinos

Los cines Lys de Valencia acogieron a los fans de la serie 'Juego de Tronos', producida por HBO y que se estrena en España el próximo 9 de mayo

REBECA FERNÁNDEZ ·11/04/2011 - 08:00h

Sean Bean en un fotograma de la serie Juego de Tronos.

Grupos de fieles seguidores de la saga literaria Canción de hielo y fuego, de George R. R. Martin, se arremolinaban el pasado sábado a la entrada de una de las salas de los cines Lys de Valencia para poder degustar a modo de aperitivo los 15 primeros minutos de la serie Juego de Tronos. Esta ficción, que HBO estrenará en Estados Unidos el próximo 17 de abril y que llegará a España de la mano de Canal+ (el 9 de mayo) y Antena 3, adapta el primero de los cuatro libros de George R. R. Martin. El autor publicará el quinto, titulado A dance with dragons, el próximo julio y aún tendrá pendientes dos volúmenes más.

Cargados con palomitas y refrescos, los incondicionales de Martin acudieron al Festival de series de Digital+ de la Mostra de Valencia con ganas de descubrir si esta ficción respetaba el alma de la obra. Que se caracteriza por el sabor medieval con el que relata las luchas de poder entre diversas familias para lograr gobernar los Siete Reinos.

En un silencio absoluto, la audiencia contuvo la respiración hasta comprobar cómo el relato de Martin ha cobrado vida en la pequeña pantalla en un proceso natural que permite a los incondicionales del autor reconocer los detalles del libro y a los no iniciados dejarse atrapar por una historia cargada de fantasía. En ella, los personajes tienen volúmenes y aristas, y huyen del maniqueísmo para dejarse llevar a través de un relato marcado por la ambición, las intrigas, la lealtad, la sed de venganza y las pasiones. "Hasta los villanos más oscuros son capaces de actos humanos y compasivos, y hasta los mayores héroes tienen momentos de debilidad", ha apuntado George R. R. Martin.

Una saga adictiva

Los lectores de estos libros atribuyen a Canción de hielo y fuego la magia de convertirse en una saga adictiva, una cualidad que parece haber heredado su hermana televisiva, que no huye de retratar escenas violentas y sexuales. Por ello, esta ficción se reivindica como una producción adulta que versa sobre "la crueldad humana y las conspiraciones políticas", tal y como ha declarado el actor Sean Bean, quien interpretó el personaje de Boromir en El Señor de los Anillos y que ahora da vida a Lord Eddard Stark, uno de los grandes protagonistas de esta producción.

Tras paladear el arranque de la primera temporada de Juego de Tronos, la pregunta que se repitió en la sala del cine fue: "Pero, ¿ya ha terminado?". Los asistentes se quedaron con ganas de recibir una dosis mayor de una de las grandes producciones de esta temporada. Un aplauso en la sala así lo refrendó.