Domingo, 10 de Abril de 2011

Zapatero presume de democracia: "Mi voto vale igual que el vuestro"

Compara la irresponsabilidad del PP con su compromiso y avisa: "Si la economía no funciona no hay recursos para subir las pensiones"

AGENCIAS ·10/04/2011 - 14:19h

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha proclamado este domingo "íntimamente orgulloso" de ser secretario general de un partido con democracia interna: "Un partido donde todos sus miembros, todos, eligen a sus líderes, democráticamente y donde mi voto vale igual que vuestro voto".

El líder socialista se ha expresado así en un mitin en Alcalá de Henares junto al secretario general del PSM y candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, en el primer acto que ambos coprotagonizan desde que éste se convirtió en candidato ganándole unas primarias a la aspirante preferida por Zapatero, Trinidad Jiménez.

El jefe del Ejecutivo ha proclamado que Gómez será "presidente de la Comunidad de Madrid" el 22 de mayo porque el PSOE saca "fuerzas de la democracia para ser más fuertes en democracia". "Lo hacemos siempre y siempre funciona", ha manifestado ante más de 3.000 personas -la organización estima la afluencia en unas 5.000, ya que muchos no pudieron entrar al recinto-- llegadas de todo Madrid.

"La democracia es lo que más fuertes nos hace, como bien sabe Tomás Gómez", ha subrayado, en su segundo mitin desde que anunció que no competirá por un tercer mandato. Zapatero ha valorado de Gómez sus convicciones y su sinceridad: "La sinceridad con la que siempre se ha dirigido a todo el mundo, incluido a mí, eso vale más que todo".

"La democracia es lo que más fuertes nos hace, como bien sabe Tomás Gómez"

Así, frente a los que dicen que el PSOE "lo tiene muy difícil" y "están todo el día con las encuestas para desmotivar al electorado", el líder del PSOE ha querido rematar su intervención recordando una frase de "un alcalaíno ilustre, Manuel Azaña: "España es país de sorpresas y de reacciones inesperadas, Tomás, esa es mi propuesta para el 22 de mayo".

"En Madrid lo mejor está por venir y lo vas a hacer tú", le ha dicho Zapatero a Gómez y ha asegurado que tiene muchas ganas de que el PSM llegue a la presidencia de la Comunidad de Madrid porque así, dado que él piensa gobernar hasta 2012, tendrá "unos meses de esfuerzo y colaboración con el Gobierno de España". "No me puedes privar de esa expectativa", ha dicho.

El público le ha recibido con gritos de "Zapatero" y "presidente", incluida alguna petición: "No te vayas", y con duras críticas al PP y a Esperanza Aguirre: "Dale caña a la bruja", le decían desde el público nada más subir al escenario. El público ha jaleado especialmente cada mención a la sanidad y a la ley de dependencia, y al acabar el mitin se acercaban a los periodistas: "Mi hija de 32 años tiene que esperar ocho meses para un resultado de un cáncer de mama".

Compromiso con las reformas

De hecho, ha subrayado que aunque "las elecciones del 22-M son importantes, por supuesto", para que España salga de la crisis "lo decisivo es el compromiso del Gobierno. "Mi compromiso", ha subrayado. Es más, ha advertido a la gente de que salir de la crisis aún va a "costar un buen esfuerzo" y "seguir pidiendo compresión" a la sociedad, pero ha querido inyectar esperanza: "Somos un país fuerte que nos vamos a poner en pie".

"Si la economía no funciona no tendremos recursos para aumentar las pensiones"

En la misma línea, aunque ha defendido que pese a la crisis su Gobierno ha aumentado las becas y ha agradecido a los empleados públicos su esfuerzo -"no somos todos iguales ante la crisis"-, ha advertido de que todas sus reformas y todos los "sacrificios" son necesarios. Seguir aumentando las pensiones, ha avisado, depende de las reformas económicas: "Si la economía no funciona no tendremos recursos para aumentar las pensiones".

Según Zapatero, ese "compromiso" y esa responsabilidad es, junto a la "fuerza de la democracia", lo que más valoran los ciudadanos. Por eso, ha asegurado a los suyos que los españoles tendrán en cuenta la actitud del PP que, a su juicio, a diferencia de empresarios y sindicatos, han sido los únicos que "no han estado a la altura de las circunstancias".

Para Zapatero, los 'populares' "no confían nada en sus fuerzas ni en lo que representan, ni en su proyecto" y por eso no acudieron "a la cita cuando se les necesitaba". " Pensando que así podían borrarnos del mapa. No conocen al PSOE y lo que representa en España", ha añadido.

Además, se ha referido a la petición de ayuda de Portugal para recalcar que "se equivocaron" quienes pensaron que España iría detrás sin tener al país vecino como "dique de contención". "Con decisiones difíciles y con voluntad política estamos consiguiendo que España salga de la crisis económica por sí misma".

Telemadrid y los que mandan

Zapatero ha iniciado su intervención asegurando que tenía ganas de decir algunas cosas "que nunca dice Telemadrid". "Si le sacaran en Telemadrid lo que se merece, iba a tener una victoria abultada el 22 de mayo", ha augurado antes de ofrecer una serie de datos sobre las inversiones del Estado en Madrid en los últimos daños y de las que ha dicho que tampoco hablan en esa televisión.

En medio de su alocución, una periodista de Intereconomía situada junto a las gradas del público iba a grabar una intervención para su cadena cuando la gente que se encontraba junto a ella ha empezado a corear gritos de "¡fuera! ¡fuera!" al considerar que esta empresa defiende los mismos postulados que Telemadrid.

Ante el revuelo que se ha provocado y tras tener conocimiento de lo que estaba ocurriendo, el jefe del Ejecutivo ha instado a dejar que la informadora prosiguiera con su labor advirtiendo de que "la cuestión no son los trabajadores de Telemadrid, sino quién manda en Telemadrid"

Una apreciación acogida con aplausos, mientras los responsables de los servicios de seguridad y de prensa del PSOE intentaron que la periodista pudiera continuar con su tarea.Zapatero ha aprovechado después para defender la actual independencia de Televisión Española y expresar su total apoyo a la misma, pese a que critique al Gobierno.