Domingo, 10 de Abril de 2011

La marcha contra ETA se convierte en un ataque al Gobierno

"¡Zapatero, dimisión!" y "¡Rubalcaba, a prisión!", fueron los gritos más escuchados en la manifestación de la AVT apoyada por el PP, pero sin Rajoy

YOLANDA GONZÁLEZ ·10/04/2011 - 00:15h

El PP compensó la ausencia de su jefe de filas con una amplia representación. En la imagen, Botella, Gallardón, Cospedal y Pons. - EFE

La marcha convocada ayer en Madrid por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), apoyada por el PP, contra la presencia de ETA en las instituciones se transformó, desde el minuto uno, en un acto de protesta contra el Gobierno. Menos numerosa que otras concentraciones de víctimas, la de ayer arrancó al grito de "¡Zapatero, dimisión!". Fue esta, junto a la de "¡Rubalcaba, a prisión!", la consigna más coreada en un recorrido que se extendió entre la glorieta de Bilbao y la plaza de Colón.

Las protestas contra la banda terrorista pudieron verse pancartas en contra no se escucharon hasta el momento en el que la cabecera de la manifestación se aproximaba al final del recorrido. "¡ETA, asesina!", gritaron un grupo de asistentes.

Una de las imágenes de la marcha fue la presencia de una nutrida representación de cargos del principal partido de la oposición, con su secretaria general, María Dolores de Cospedal, a la cabeza. Mariano Rajoy, que jugó al despiste en las últimas semanas sobre su asistencia, prefirió no salir en la foto. La versión oficial es que tenía otro acto comprometido con antelación, la recogida del premio Micrófono de Oro en Ponferrada (León). La oficiosa apunta a que no quería asumir el desgaste y el riesgo de avalar todo lo que iba a ocurrir en la marcha.

El líder conservador acudió a Ponferrada a recibir un premio radiofónico

Lo cierto es que el PP llevaba cierto tiempo debatiendo sobre cómo buscar un equilibro entre no ofender a las víctimas despreciando el acto y no sembrar dudas sobre su apoyo al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en materia antiterrorista. Lo primero, lo solucionaron con la presencia de pesos pesados del partido y desconvocando un macroacto, previsto inicialmente para la mañana de ayer, en el que Rajoy pretendía presentar las candidaturas del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre.

Lo segundo fue más difícil. Porque el PP, que apoya al Gobierno en materia antiterrorista porque considera que "lo está haciendo bien", aunque no deja de exigir explicaciones sobre el contenido de los papeles de ETA y el caso Faisán, caminó gran parte del recorrido escuchando cómo se llamaba "embustero" al presidente. Y no sólo esto.

"ZP=ETA"

El Comité de Dirección del PP casi en pleno, Federico Trillo interlocutor con el Gobierno en materia antiterrorista, y la cúpula de los conservadores de Euskadi caminaron gran parte de la marcha con una gran pancarta amarilla a sus espaldas en la que podía leerse: "Gloria a las víctimas. ZP=ETA. Traidor. Inútil. Dimite ya". Alguien de la organización de la AVT o del partido, que desplazó a un número importante de asesores, debió darse cuenta de la imagen. Pasado el ecuador, a la altura del número 13 de la calle de Génova, sede nacional de la formación, la pancarta había desaparecido. "No es una manifestación contra el Gobierno, es contra ETA", se afanaban mientras en repetir los miembros del PP conscientes del contexto.

"Cada uno sabe dónde debe estar", le recrimina la presidenta de la AVT

Uno de los asistentes resumía la escena: "Estamos aquí porque compartimos el lema de la marcha Por la derrota del terrorismo, ETA fuera de las instituciones, pero no podemos asumir todos los mensajes que desde aquí se corean".

Antes del arranque de la marcha y a lo largo de dos horas y media, los cargos del PP que asistieron al acto hicieron declaraciones. Todas tenían como nexo de unión afear al Ejecutivo central su ausencia en la manifestación. "Hoy el Gobierno ha dejado solas a las víctimas", apuntó Esteban González Pons, vicesecretario de Comunicación de los conservadores.

La llamada de Rajoy

También recurrieron todos al mismo patrón a la hora de explicar por qué Rajoy se había descolgado de la marcha. "El PP está aquí", contestaban. Minutos después, la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, que clausuró la protesta, confirmaba a Europa Press que Rajoy la había telefoneado a primera hora de la tarde para excusar su ausencia y trasladarle su apoyo. "Aquí cada uno sabe dónde puede y debe estar", fue su reproche al presidente del principal partido de la oposición.

"La ley es clara: si ETA crea un partido nuevo, como Sortu, ese partido es ilegal"

En su intervención, Pedraza sostuvo que si ETA consigue estar presente de algún modo en las próximas elecciones será porque el presidente del Gobierno y el ministro del Interior lo permiten. En ese momento, la plaza de Colón rompió en aplausos. "La ley es clara: si ETA crea un partido nuevo, como Sortu, ese partido es ilegal. Si ETA forma una coalición, como Bildu, esa coalición es ilegal. Y si ETA utiliza otro partido, se llame Eusko Alkartasuna o como se llame, hace que ese partido sea ilegal", añadió.

Aplaudido fue también el discurso de Daniel Portero, hijo del fiscal jefe de Andalucía Luis Portero, asesinado por la banda en 2000. Presidente de la Asociación Dignidad y Justicia, acusó a la Audiencia Nacional de ser "cómplice" de ETA por dejar en libertad en 2009 a dirigentes de Batasuna que hoy hacen de "correa de transmisión" con la dirección etarra.

No sólo el PP estuvo en la marcha. También asistió la portavoz de UPyD, Rosa Díez. El acto finalizó con el himno nacional. Entre todas las banderas que los asistentes alzaron en este momento pudo verse una preconstitucional destacaba otra con un lema: "Unidos, todos los partidos ganan a ETA".

Pinchazo de asistencia

18.314- Los cálculos de Lynce
A partir de 450 fotos tomadas por cámaras de alta resolución situadas en un zepelín y a pie de calle, la empresa especializada Lynce efectuó para Efe su cálculo: 18.314 personas. Los datos tienen un margen de error al alza del 5%, lo que podría elevar el número a 19.230.

200.000 - Para los organizadores
La AVT ofreció esa cifra sin explicar cómo la obtuvo. 

Noticias Relacionadas