Domingo, 10 de Abril de 2011

"Hay cosas de Zapatero que están para quedarse"

La ministra de Defensa avala en Andalucía la gestión del presidente y asegura que trabajará para mantenerla

OLIVIA CARBALLAR ·10/04/2011 - 08:00h

Chacón, a su llegada ayer al acto de apoyo a la candidata del PSOE por Huelva. EFE

Tranquilidad, paciencia. El momento, todavía, es de José Luis Rodríguez Zapatero. Fue lo que vino a decir ayer en Huelva la ministra de Defensa, Carme Chacón, una semana después de que el presidente anunciara su renuncia a la candidatura del PSOE para las elecciones generales. Allí se desplazó para apoyar a la candidata por la capital onubense, Petronila Guerrero.

Sin hacer referencia a la batalla sucesoria, Chacón reivindicó la gestión del jefe del Ejecutivo con un repaso de sus logros: "Hay cosas que ha traído, que están para quedarse, de las que estamos orgullosos y que trabajaremos para que se queden", dijo en su segunda visita en una semana a Andalucía, donde los socialistas andan más necesitados de cariño que nunca, y donde el otro candidato in péctore, Alfredo Pérez Rubalcaba, diputado por Cádiz, juega en casa.

Chacón reivindica el legado del PSOE desde González a Zapatero

El aval de la ONU a las intervenciones militares, la Ley de Dependencia, el matrimonio entre homosexuales, la igualdad entre hombres y mujeres, la subida del salario mínimo y las pensiones Pero sobre todo, lo que Zapatero ha traído, destacó la ministra, es la lucha contra ETA: "La banda está en fase terminal, es con este presidente cuando el terrorismo está más cerca que nunca del final. Esa es la principal y mayor satisfacción que merecen las víctimas, que tienen todo nuestro respeto. Eso, la lucha contra ETA está para quedarse", añadió horas antes de la manifestación convocada en Madrid por la Asociación Víctimas del Terrorismo.

Trabajador, no; coherente, sí

Chacón, que también se remontó al expresidente Felipe González para recordar la herencia socialista de derechos sociales, contrapuso el legado de Zapatero con el paso del líder del PP, Mariano Rajoy, por cuatro ministerios durante los gobiernos de Aznar: "¿Alguien recuerda algo? Nadie puede recordar algo, por muy pequeño que sea, que haya hecho y pueda quedarse en este país", aseguró. "Trabajador no es, pero coherente sí, y perseverante, lleva dos derrotas y ahí continúa en la silla y a por la tercera", remachó.

Hay otro rasgo que separa a González y Zapatero de Rajoy. Este "no tiene agallas ni un proyecto para España" y de lo único que se vale es del "temor de la gente". "En una persona así no se puede confiar", dijo, informa Efe.

La crisis fue el otro terreno de contraposiciones. Mientras que Zapatero ha perseverado para alejar a España de Grecia, Irlanda y Portugal, subrayó, Rajoy no quiere que se haga "nada" y se limita a criticar al PSOE.

 

Noticias Relacionadas