Sábado, 9 de Abril de 2011

Messi se remanga

El Barcelona se sobrepone al gol del Almería con tantos de la Pulga (2) y Thiago. El argentino lidera la remontada del líder que, más espeso de lo que suele, tuvo que aplicarse para superar al colista de la Liga

RUT VILAR ·09/04/2011 - 22:03h

 

Anda sobrado de olfato Pep Guardiola, que, tras advertir el pasado lunes sobre las virtudes del Shakhtar, el sábado abundó en lo complicado que le iba a resultar a su equipo superar al colista en el Camp Nou. A pesar de su mensaje de prudencia, es probable que no imaginara el entrenador que anoche al Barcelona le tocaría incluso remontar un marcador adverso. Se enredó el líder frente al Almería y, espeso como andaba, tuvo que remangarse para sumar los tres puntos. Una victoria que Guardiola había calificado de imprescindible para cantar el alirón.

En los últimos partidos extrañaba el Barça el desequilibrio de sus delanteros y aparecieron cuando el equipo más los necesitaba, con0-1 en el marcador. Villa cazó un cambio de orientación de Milito y provocó el penalti de Diego Alves; Messi convirtió la pena con una autoridad incontestable. Y luego, cuando el Camp Nou, nervioso, pedía ya la hora, le robó la Pulga la cartera a Marcelo Silva para sumar el tercer tantoazulgrana.

El Barça responde con contundencia al gol de Corona en el minuto 50

La persistencia del argentino sí tuvo premio. Aunque, marque o no el 10 no hay duda de quién es el motor de este equipo. Un futbolista que se ofrece a los compañeros en cada ataque y presiona el primero cuando el Barça pierde el balón.

De inicio, el conjunto azulgrana pasó por 15 minutos de pájara; cedió terreno y entregó incluso la pelota al rival. Hasta que un remate de Thiago a las nubes, tras un centro de Bojan el de Linyola tuvo que marcharse al poco rato a la caseta lesionado devolvió a los muchachos de Guardiola al partido. Recuperaron la posesión, pero no conseguía el líder hacer correr el balón en ataque. Faltaba movilidad en la delantera, aunque, ni así, le exigió en defensa el Almería.

Recién iniciado el segundo tiempo, Villa mandó un chut mordido al palo. Y, cuando el Camp Nou todavía lamentaba la mala suerte del asturiano, llegó el tanto de Corona, que superó la salida de Pinto y culminó con acierto la contra armada por Piatti.

Mascherano, sancionado, no podrá jugar el clásico

Tocado el Barça, apareció Milito con un extraordinario cambio de orientación. Recibió Villa, encaró el Guaje al portero y este le hizo penalti. Messi marcó el tanto del empate y Guardiola decidió desprenderse de un central, dar entrada a Pedrito y retrasar a Mascherano al eje de la zaga

El gol reanimó a los locales. Con una presión asfixiante, encerró el Barça al Almería en campo propio. Y en esas logró el gol del remonte: un fabuloso remate de cabeza de Thiago que aprovechó un servicio de córner de Messi. La Pulga remachó su actuación con otro gol, ya en los minutos dedescuento

En el primer tiempo, Mascherano vio la tarjeta amarilla, la quinta de la temporada, y se perderá el clásico. Para desespero de Guardiola, que maldijo la acción del Jefecito.