Domingo, 10 de Abril de 2011

La falta de suministro amenaza las fábricas de automóviles

Nissan podría llegar a parar diez días en mayo y GM busca proveedores

GLÒRIA AYUSO ·10/04/2011 - 18:35h

Si las cosas no cambian, los principales fabricantes de vehículos tendrán que hacer frente a un nuevo revés en mayo. La falta de suministro de algunos componentes procedentes de Japón por causa del terremoto, aquellos de más complicada fabricación por su alto contenido tecnológico, podría obligar a las plantas a parar la producción. Nissan ya se plantea hacerlo durante unos diez días en sus instalaciones de Zona Franca en Barcelona.

Si bien Nissan está contando para este abril con todas las piezas necesarias, en mayo puede no pasar lo mismo. El principal problema es que el tsunami barrió la fábrica de Hitachi, que ha dejado de enviar nuevo material. Las piezas enviadas en barco son suficientes para cubrir el presente mes, pero aún no ha partido la flota de ningún lugar con los componentes que asegurarán el material necesario para que no falten todas las piezas en la cadena de montaje en mayo.

Las firmas trabajan contra reloj para encontrar alternativas

Por ello, ha planteado la posibilidad de parar la pro-ducción unos diez días.

La firma señala que está trabajando para buscar suministradores alternativos y minimizar al máximo el impacto. En caso de parar la actividad, se prevé hacer uso de las medidas de flexibilidad que incluye el convenio, como la bolsa de horas. Los sindicatos quieren evitar un nuevo expediente de regulación de empleo.

Al igual que Nissan, el resto de fabricantes con base en España están trabajando para determinar qué tipo de componente puede faltarles para buscar empresas alternativas que les sirvan a tiempo el material. El problema es complejo, puesto que la cadena de proveedores es larga y puede pasar que, si bien el suministrador directo no tenga problemas, sí que los experiemente el de segundo o tercer nivel.

La afectación no se conocerá hasta después de Semana Santa

Por ello, aún es pronto para determinar la afectación.

Renault, firma aliada con Nissan, puede verse involucrada en problemas similares, en la medida en la que comparte algunos de los proveedores.

General Motors también puede verse en algún apuro por falta de suministro. Para evitarlo, está negociando una alternativa para trabajar con piezas procedentes de Estados Unidos. El presidente de la filial europea, Nick Reilly, indicó en una visita a la planta de Figueruelas que no hay "problemas adicionales" porque se ha salvado la falta de componentes llegados desde Japón con proveedores alternativos. Pero si bien por el momento la producción sigue su ritmo habitual, la falta de una solución definitiva aún no garantiza su normal funcionamiento para mayo.

En muchos de los casos, la afectación no se conocerá hasta después de Semana Santa. PSA también ha comunicado que la planta de Peugeot-Citroën en Vigo podría verse en algún aprieto el mes que viene.

Impacto relativo

UGT remarca que, en un momento en que el sector empieza a remontar la pro-ducción, esta situación "no debe generar alarmismos". En este sentido, considera que los posibles paros de producción pueden solventarse fácilmente con las medidas de flexibilidad ya establecidas en los convenios u otras fórmulas que no supongan un impacto sobre las plantillas como la ralentización de las cadencias en las líneas de montaje.