Sábado, 9 de Abril de 2011

Caja Extremadura afirma que el nuevo proyecto no contempla recurrir al FROB

EFE ·09/04/2011 - 12:41h

EFE - El presidente de Caja Extremadura, Víctor Bravo (izda), y el director general, Miguel Ángel Barra, durante la rueda de prensa que ofrecieron hoy para informar sobre los acuerdos adoptados por el Consejo de Administración de la entidad acerca del Plan de Recapitalización.

El presidente de Caja Extremadura, Víctor Bravo, ha afirmado hoy que el nuevo proyecto de integración del grupo formado por Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura no contempla apelar al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

La primera fórmula de recapitalización pasa por captar recursos de inversores privados, ha explicado Bravo en una conferencia de prensa, en la que ha dado cuenta de la reunión del Consejo de Administración celebrada ayer.

La captación de recursos de inversores privados permitirá, tal y como ha señalado, cumplir los requerimientos normativos y alcanzar un superávit de capital próximo a los 600 millones de euros.

De esta forma, ha subrayado que la entidad financiera podrá disponer de mayor capacidad para futuras operaciones en el marco de la reestructuración del sector.

En su opinión, se trata "del grupo más solvente de todos los procesos de integración de cajas de ahorros que no se han visto obligadas a recibir ayudas del FROB".

El presidente de Caja Extremadura ha explicado que el nuevo grupo resultante tendrá una presencia de ámbito nacional y liderazgo en cuatro comunidades autónomas, con una red de 1.435 oficinas, 6.500 empleados y presencia en 14 comunidades autónomas.

El volumen total de activos asciende a 53 millones de euros, con un volumen de negocio dentro de balance de 73 millones de euros, una inversión crediticia bruta de 42,6 millones de euros y unos depósitos de clientes de 30,5 millones de euros.

El ratio de eficiencia será del 49 por ciento, la solvencia del 12,3 por ciento, los beneficios proforma antes de impuestos de 268 millones de euros, el ratio de morosidad del 4,2 por ciento, el de cobertura del 148 por ciento, incluyendo garantías, y el margen bruto sobre activos del 2,6 por ciento.

También contempla un patrimonio neto de 2.600 millones de euros y una liquidez disponible de 14.500 millones de euros.

También ha incidido en que el grupo constituido puede adherirse a cualquiera de las vías abiertas para dar cumplimiento a lo establecido en el Real Decreto Ley 2/2011 de Recapitalización de las Entidades Financieras, renunciando expresamente a las ayudas públicas.

Así ha explicado que las tres cajas han analizado las distintas estrategias posibles para dar cumplimiento a lo establecido en el mencionado Real Decreto Ley, concretando tres alternativas, reducción de activos ponderados, disminución de financiación mayorista y captación de inversores privados.

Víctor Bravo ha aseverado que el nuevo proceso de integración no tiene por qué suponer una nueva reordenación del número de oficinas existentes, aunque ha matizado que, quizá por solapamiento, se deba cerrar alguna fuera de Extremadura, pero ha garantizado que en la región "no se llevará a cabo ningún cierre de ninguna oficina".

Asimismo ha considerado que el nuevo escenario en que se mueven las tres cajas propicia "la mejor situación para afrontar el futuro laboral de sus trabajadores" y ha alertado que "otro panorama hubiera supuesto un futuro más incierto".

Por otra parte, ha negado que el actual proceso sea un paso intermedio para incorporarse a un grupo mayor, y por el contrario, ha afirmado que, en todo caso, sería su "óptima posición" por no acudir al FROB lo que podría propiciar que otras entidades soliciten su integración en el nuevo banco.