Lunes, 14 de Enero de 2008

Una niña desaparece en Huelva tras salir a comprar golosinas

Los padres de la pequeña, de cinco años, no saben qué ha podido pasarle

PÚBLICO ·14/01/2008 - 22:30h

Mari Luz, de cinco años, salió de casa a comprar golosinas el domingo por la tarde, en la barriada onubense de El Torrejón, y no volvió. Desde entonces, su familia mantiene una intensa búsqueda junto a la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía Local de Huelva, que han puesto en marcha un dispositivo para encontrar a la pequeña desaparecida.

Su padre, Juan José Cortés, pidió ayer la colaboración ciudadana y destacó lo humilde de su familia y la ausencia de rencillas con nadie.

“Es una niña muy tímida y nunca se ha perdido. Si alguien la tiene, que la traiga, que la devuelva, que no va a pasar nada ni va a haber ningún tipo de represalias por parte nuestra. Lo único que queremos es tenerla con nosotros y salir de esta situación”, dijo con angustia el padre, ex técnico de la cantera del Recreativo de Huelva.

Con melena rubia rizada

La niña es rubia, luce media melena rizada y, pese a ser de etnia gitana, es blanca de piel. Cuando salió a la calle, vestía falda vaquera corta con leotardos y chaquetón de color fucsia, y unas botas blancas.

Su madre, Irene Suárez, también recalcó la humildad de la familia y aseguró “no tener sospechas” de qué ha podido pasarle a su hija. Ángel, un amigo de la familia, informó a Efe de que nadie en el entorno familiar tiene alguna pista o indicio que pueda llevar a esclarecer lo sucedido o al paradero de la menor.

La denuncia de la desaparición fue interpuesta el domingo en torno a las 19.30 horas, unas dos horas y media después de que la menor saliera de su casa, y cuando la búsqueda de la familia por el barrio no dio resultado.

Al dispositivo de seguridad, se sumaron ayer buceadores y la Unidad Canina de los Bomberos de Huelva, que rastrearon escombreras y pozos cercanos a la zona de la desaparición, aunque no hubo resultados. Numerosos policías locales que se encontraban fuera de servicio también se sumaron voluntariamente a la búsqueda.