Miércoles, 3 de Octubre de 2007

Un nuevo equipo de Policía abrirá otras líneas de trabajo en la desaparición de Sara Morales

Agencia EFE ·03/10/2007 - 16:57h

Agencia EFE - En la imagen, uno de los carteles con la foto, la descripción y el nombre de la joven de 14 años Sara Morales Hernández, desaparecida el 30 de julio de 2006. EFE

Las Palmas de Gran Canaria 3 oct (EFE).- Un nuevo equipo policial de siete agentes iniciará una investigación paralela a la iniciada cuando desapareció Sara Morales por si se hubiera escapado alguna pista o detalle y abrirá otras líneas de trabajo que se sumará a las tres existentes hasta el momento.

El comisario jefe de la Brigada de la Policía Judicial de Las Palmas, Ignacio Badenas, informó así de la constitución de un nuevo equipo que se suma a los agentes que comenzaron a investigar hace quince meses, veinte de Canarias y diez de Madrid, cuando desapareció Sara Morales, de 15 años, en Las Palmas de Gran Canaria.

Desde el principio se barajaron muchas hipótesis pero sólo quedan tres abiertas, aunque Badenas no profundizó en ninguna, explicó que una de ellas ha sido el identificar a todas las personas con las que la niña chateaba, -se investigan más de 300 correos-, y con las que, junto a una amiga, mantuvo contactos personales.

Entre ellas había personas adultas que se hacían pasar por menores y vecinos del barrio que declararon no tener relación alguna con Sara Morales y, tras investigar el correo electrónico, se descubrió que sí se conocían.

Estas personas declararon que negaron dicha relación por miedo y, en otros casos, se investiga a otras con antecedentes por delitos sexuales o pederastia.

Todas las personas identificadas hasta el momento han sido descartadas, pero se continúa la investigación porque el procedimiento es lento, dadas las dificultades que entraña obtener sus datos.

En cualquier caso, "ha habido sospechosos y los hay", porque no todas las personas investigadas hasta el momento, dentro o fuera del "chat", han podido ser descartadas.

Lo que sí está prácticamente cerrado es que Sara Morales se haya marchado voluntariamente y, de hecho, se investigó, de las mil llamadas que se recibieron, las que apuntaron su presencia en el Reino Unido, Holanda y Marruecos, a donde se desplazaron agentes policiales y trabajaron con las autoridades de estos países.

Sobre las posibilidades de que Sara Morales esté con vida, subrayó que ni dan ni quitan esperanzas a la familia, que es totalmente consciente de la situación y, al igual que la Policía, "realistas", pues cuanto más tiempo pasa sin que se haya puesto en contacto con la familia, más posibilidades hay de que no haya podido hacerlo.

Sin embargo, hay casos especiales en los que personas desaparecidas aparecen en perfecto estado a los diez años, apostilló.

Para el Cuerpo Nacional de Policía este es el caso más importante que tiene entre manos, tanto en Canarias como en el conjunto del estado, y por ello no escatima en recursos, subrayó el comisario, quien dijo que cualquier propuesta para ahondar en las investigaciones ha sido aceptada.

Explicó que en el marco de los trabajos realizados, se han investigados todos aquellos casos que pudieran tener alguna relación y todos han sido descartados, como el caso del niño Yeremi Vargas, con cuyos investigadores de la Guardia Civil se mantiene permanente contacto, y con la niña desaparecida y asesinada en Tenerife.