Archivo de Público
Viernes, 8 de Abril de 2011

Del Bosque dice que en un equipo hay que combinar el "egoísmo" de 23 chavales

EFE ·08/04/2011 - 16:24h

EFE - El seleccionador nacional de fútbol, Vicente del Bosque (d), a su llegada a la Facultad de Comunicación de la Universidad Pontificia de Salamanca para participar en el Curso de Deporte y Comunicación 2011 de la Universidad Pontificia de Salamanca.

El seleccionador español de fútbol, Vicente del Bosque, ha desvelado hoy que la mayor complejidad que tiene la dirección de un equipo de fútbol es conjugar "el egoísmo lógico de 23 chavales".

Así se ha pronunciado en la inauguración del primer curso Comunicación y Deporte, que ha tenido lugar en la Facultad de Periodismo de la Universidad Pontificia de Salamanca, su ciudad natal, y a la que ha acudido junto a su equipo técnico.

El seleccionador español de fútbol ha impartido una clase de liderazgo y deportividad en la Facultad de Periodismo de la Universidad Pontificia de Salamanca y ha aportado once puntos sobre los que los alumnos podían preguntarle posteriormente.

En ese eje de su clase, Vicente del Bosque ha ahondado en sus planteamientos deportivos, humanos y como líder de un grupo compuesto "por 23 chavales", donde hay que conjugar "el egoísmo lógico de los jugadores".

El seleccionador ha estado acompañado por su jefa de prensa, Paloma Antoraz, el jefe de viajes Antonio Limones y por uno de los fisioterapeutas de la Federación, el también salmantino Juan Carlos Herranz.

Del Bosque ha aprovechado su estancia en un salón de actos universitario para analizar no sólo la situación del fútbol mundial, o de la selección española, sino para definirse como un líder "afable, cordial y amable" o para aplaudir la "renovación" que aportó a su llegada a la Federación.

"Puede existir un liderazgo amable, porque el líder debe hacer que el grupo funcione", ha añadido y también ha dado el nombre de tres jugadores, a los que ha calificado de "importantísimos", que fueron básicos en el último Mundial: "los tres porteros", unos "chavales ejemplares" por su "comportamiento".

En opinión del seleccionador español de fútbol, el líder debe conseguir la "cohesión del grupo", donde hay que luchar "con el egoísmo lógico de 23 chavales que todos quieren jugar, aunque sólo puedan hacerlo once".

Otro de los argumentos de la "clase" impartida por Vicente del Bosque ha sido el "estilo de la selección", desde que su llegada.

Ha reconocido los éxitos cosechados hasta ese momento, como el último europeo, al afirmar que "no se han borrado las huellas del pasado", aunque ha desvelado una dosis de renovación.

"Cuando llegué me dijeron que lo que triunfa no se toca", ha añadido, pero también ha señalado que frente a esa teoría él decidió dar una cierta "renovación" con la idea de mantener "la herencia" y, al mismo tiempo, "potenciar el equipo".

Aunque desde el principio ha marcado, de forma clara, su línea argumental, las preguntas de los estudiantes de Periodismo de la Universidad Pontificia de Salamanca no han tenido mucho que ver con sus planteamientos iniciales.

Así, Vicente del Bosque ha tenido que responder sobre quién va a ganar la Copa del Rey, la Liga o la Champions o sobre la posible participación de España en la Copa América, aunque no ha aportado el nombre de sus favoritos.

"En Europa hay tres equipos -refiriéndose al Real Madrid, Barcelona y Villarreal- que nos representan perfectamente", se ha limitado a decir.

Tampoco ha sido explícito cuando se le preguntó por el dopaje en el deporte español, ya que, según ha añadido, en sus más de cuarenta años en fútbol "nunca" ha visto a nadie doparte y cree en "el juego limpio".

Y como Vicente del Bosque ha hablado en su Salamanca natal, ha aportado su visión a la situación que vive el equipo salmantino -en puestos de descenso de la Segunda División-: "me preocupa, y lamento, la situación de un conjunto hecho con buen juicio".