Lunes, 14 de Enero de 2008

El presunto secuestrador de Telde abusó de su hija de año y medio

El detenido fue condenado a veinte meses, pero no cumplió la pena a pesar de su “peligrosidad”

PAZ BERNAL ·14/01/2008 - 22:15h

EFE -

Marcos R.C., el presunto responsable del intento de rapto de una niña en La Garita, fue condenado en el año 2002 a veinte meses de cárcel por un delito de abusos deshonestos a su propia hija de dieciocho meses. Los recursos presentados ante la denuncia de su ex mujer han impedido la ejecución de esta sentencia.

El delegado del Gobierno en Canarias, José Segura, también informó de que, según los informes forenses que existen a raíz de esta denuncia, Marcos R.C. “es un hombre con trastornos de personalidad, con una gran dureza emocional y perfecto conocedor de las normas. Y sabe cómo transgredirlas”. Además, estos informes también recomiendan que no tenga ningún tipo de contactos con menores por su “peligrosidad”.

Sin detalles

Por el contrario, Segura, acompañado de la subdelegada del Gobierno en la provincia de Las Palmas, Laura Martín, y del jefe superior de Policía de Canarias, Narciso Ortega, no quiso dar ningún detalle del cómplice detenido el domingo, “para no interferir en la investigación y que sea el juez el que decida los siguientes pasos cuando la Policía ponga en su conocimiento el resultado de esta investigación”.

Tras hacer un relato pormenorizado de todo lo acaecido desde el día 4 de enero, en el que la niña Sandra Domínguez fue atacada por un hombre en una furgoneta blanca, hasta su ingreso en prisión, el máximo responsable de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en Canaria reiteró, de forma absolutamente contundente, la inexistencia de relación entre estos sucesos y las desapariciones de los menores Sara Morales y Yeremi Vargas. “No hay la más mínima prueba”, explicó Segura, “que relacione hasta este momento este caso con otros anteriores”.

‘Serenidad y confianza’

Por ello, el jefe superior de Policía pidió, encarecidamente, “serenidad y confianza”, y dedicó muchos minutos de su comparecencia a alabar la labor de los más de 40 agentes que han participado en esta investigación.

“Estos nueve días y los sucesos acontecidos demuestran el trabajo potentísimo de nuestra Policía”, señaló Segura y aprovechó la ocasión para declarar que los canarios tendrían que sentirse “muy orgullosos” de su Policía. “Por tanto, no hay razones para que exista un estado de preocupación ciudadana, más allá de lo razonable”, agregó.