Sábado, 9 de Abril de 2011

Impulso al Libro Blanco del periodismo

El Gobierno anuncia que el objetivo de este plan es ayudar a un sector marcado por la precariedad laboral y el desempleo

AMAIA URIZ ·09/04/2011 - 08:00h

AMAIA URIZ - El ministro Ramón Jáuregui, ayer en Pamplona. efe

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, anunció en Pamplona que ha encargado la elaboración de un Libro Blanco del periodista en el que se definirá "cuánto abarca el ejercicio de la profesión". El propósito es detectar "espacios frontera del periodismo" que ayuden a abordar un sector en el que las relaciones laborales son ejemplo de las peores situaciones de mercado.

Jáuregui reconoció que no ha logrado desde la política una mejora de los derechos de los periodistas, "a pesar de que lo he intentado en vano", se lamentó. El ministro hizo estas declaraciones durante la clausura del congreso sobre El periodismo del futuro auspiciado por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE).

El titular de Presidencia instó a la FAPE, así como a sindicatos y a editores a que creen una Fundación Tripartita de profesionales que sirva para concretar planes de formación y reciclaje de los profesionales "con capacidad de autogestión", que recibiría el apoyo ministerial. Asimismo, admitió el interés del Gobierno en recuperar las ayudas a la prensa, y reivindicó el papel del Ejecutivo en su actuación con RTVE, al suprimir la publicidad. El ministro invitó a las televisiones autonómicas a que "sigan su ejemplo". Su deseo de una sociedad "formada e informada" puso punto final a unas Jornadas que fueron inauguradas por el catedrático Manuel Núñez Encabo.

Los periodistas, necesarios

"Sin periodistas no hay periodismo", afirmó Núñez Encabo. Para este jurista, la "ética" es una de las claves del presente y el futuro de la profesión. Esta palabra marcó todas las sesiones de los debates que se sucedieron a lo largo del día. Núñez Encabo también alabó la labor del llamado periodismo ciudadano pero insistió en enmarcarlo en el ámbito del Derecho de Expresión, que si bien colabora en el de Información "no lo reemplaza". Por su parte, la presidenta de la FAPE, Elsa González, abogó por "soluciones de consenso" para el futuro del periodismo e insistió en que "la ética es la clave de la supervivencia" del oficio.

Desde Trípoli (Libia), la colaboradora de Público Maite Carrasco compartió el debate por videoconferencia. La periodista reconoció que, si bien en una situación precaria y sometida a restricciones "es importante que la realidad se cuente desde donde está sucediendo, sí queremos llamar a lo que hacemos periodismo".