Lunes, 14 de Enero de 2008

Portugal niega malos tratos a El Solitario, que viaja el martes a España

EFE ·14/01/2008 - 13:34h

EFE - Imagen captada por la cámara de seguridad de una de las sucursales bancarias asaltadas por "El Solitario", en 2007.

Las autoridades portuguesas negaron hoy las acusaciones de malos tratos formuladas por el atracador español Jaime Giménez Arbe, "el Solitario", que mañana viajará custodiado por la Policía para declarar ante un juzgado en España.

"El Solitario", preso en la cárcel de alta seguridad de Monsanto, en la capital lusa, afirmó en declaraciones a medios españoles y en una carta manuscrita enviada a Efe en Lisboa que esa prisión es el "Guantánamo de Portugal" y en ella no se respetan los derechos humanos ni se trata adecuadamente a los reclusos.

Sin embargo, la Dirección General portuguesa de Servicios Penitenciarios (DGSP) negó hoy las acusaciones y afirmó que los presos tienen acceso al juez del Tribunal de Ejecución de Penas y que "el Solitario" no ha presentado "ninguna queja" hasta la fecha.

Según fuentes lusas cercanas a Giménez Arbe, acusado de una treintena de atracos a mano armada y del asesinato de tres agentes del orden en España, el recluso viajará mañana para ser entregado temporalmente al Tribunal de Tudela, en Navarra, que lleva el sumario de dos de los crímenes.

En referencia a las denuncias de "El Solitario", recogidas también por medios portugueses, de que sufre la "tortura psicológica" de permanecer 23 horas diarias encerrado y sólo disfrutar de una hora de patio en una especie de "jaula", la DGSP aseguró, por el contrario, que Giménez Arbe desarrolla diversas actividades.

"El recluso está apuntado, entre otras, a la práctica de deporte, de yoga y a un curso de formación en Tecnologías de Información y Comunicación. Estas actividades le ocupan durante cerca de cuatro horas, a las que hay que sumar otra hora y media de permanencia a cielo abierto", alegó el organismo oficial.

Además la prisión de Monsanto, subrayó, ha sido objeto de "visitas de inspección por parte de diversas entidades a las que tuvieron libre acceso todos los reclusos".

La DGSP aludió así a las afirmaciones del manuscrito de Giménez Arbe, en las que éste aseguró que no hay "manera de protestar ni canales para denunciar la situación que se da en el interior de Monsanto" y que "las visitas de las comisiones de derechos humanos no son autorizadas a hablar con los presos".

El delincuente más buscado en España durante quince años indicó en su declaración que los guardias de la prisión leen "clandestinamente" las cartas que recibe y que, incluso, llegan a "apropiarse" del dinero que le envían en las mismas.

Por contra, las autoridades portuguesas aseguraron que la apertura de la correspondencia, que se realiza para detectar "objetos ilícitos", se efectúa en presencia de los reclusos.

La DGSP recordó que la prisión de Monsanto fue creada para responder a la criminalidad más grave y violenta, lo que obliga a que su régimen penitenciario tenga mayores restricciones en relación a otras cárceles del país.

A Giménez Arbe le esperan mañana mismo en la cárcel zaragozana de Zuera, donde debe permanecer hasta ser trasladado al tribunal navarro donde prestará declaración sobre su presunta participación en el asesinato de dos guardias civiles en Castejón (Navarra) en junio de 2004.

"El Solitario" fue detenido, en una operación conjunta de las policías española y portuguesa, el 23 de julio de 2007 con varias armas en su poder, cuando se disponía a atracar un banco de la localidad lusa de Figueira da Foz.

Tras su comparecencia ante el Tribunal de Tudela, tiene que regresar a Portugal, en un plazo de dos meses, para responder ante la Justicia lusa de los delitos de intento de atraco, tenencia ilícita de armas y uso de matrículas falsas, entre otros, que le podrían acarrear una pena de hasta 20 años de cárcel.